Hipotecas: cuotas a pagar

Cuando contratamos una hipoteca el Banco o entidad de crédito nos dice cuanto tenemos cada mes o plazo fijado al tipo de interés variable pactado en la concesión del préstamo hipotecario. Pero ninguna simulación de lo que tendríamos que pagar si los tipos varían. Esta situación va cambiar dado que los bancos tendrán que informar a sus clientes de los riesgos de una hipoteca. La reforma de la Ley Hipotecaria les obligará a hacer una simulación de los cambios que puede sufrir el tipo de interés.

Hasta la fecha, por suerte para los consumidores, el Banco Central Europeo ha seguido una política de tipos de interés estables y a la baja. Las cuotas a pagar por los consumidores se han mantenido sin sobresaltos ni sustos. Disfrutamos de los tipos de interés más bajos de la historia reciente.

A corto plazo no parece que la situación vaya a cambiar mucho. Esto hay que agradecérselo a factores como la debilidad del dólar, el encarecimiento del petróleo, los problemas de la economía alemana… Aunque no falten nubes en el horizonte: el incumplimiento de los pactos de estabilidad y desequilibrios presupuestarios, las tensiones en los precios…

Hipotecas a tipo variable a seis años vista: cuota a pagar

La Asociación Hipotecaria Española ha hecho unas estimaciones de la cuota de las hipotecas a seis años vista.

Según estos cálculos una hipoteca firmada en 2004 por 100.000 euros a 25 años podría pasar de los 510 euros mensuales a los 715 en menos de seis años. Es decir, podrían subir más de 200 euros /mes.

La Asociación augura como máximo una subida de tipos de hasta el 4,75%, en un plazo de entre dos y seis años. El riesgo de subida es mucho menor para una hipoteca contratada en 1995, debido a que en ese momento el préstamo medio era de una cuantía muy inferior -44.303 euros- y su plazo de amortización era también mucho menor -17 años-. En ese caso, la cuota mensual pasaría, en los próximos dos o seis años, de los 279 euros actuales a 357 euros.

El riesgo está en la hipotecas formalizadas entre 2002 y 2004 a tipo de interés variable (una gran mayoría). En concreto, la cuota anual de una hipoteca media firmada en 2004 ascendía a 6.357 euros en el momento de su contratación y, en seis años, podría elevarse hasta 8.571 euros.

Riesgos a medio y largo plazo

No obstante, la Asociación Hipotecaria concluye que las amenazas por riesgo de interés para los préstamos hipotecarios hay que situarlas más en el medio y largo plazo que en el corto. Es decir, los ahorradores todavía disponen de algún margen para intentar afrontar un horizonte en el que los tipos de interés seguirán una trayectoria al alza.