El cuidado de la Ninfa

Las Ninfas son unas aves pequeñas increíbles, pero… ¿Cómo cuidar una Ninfa? ¿Qué comen las Ninfas? Aquí os dejo los cuidados básicos de esta simpática ave conocida por Ninfa, Cocotilla o Carolina, familia de las cacatúas 🙂

 

 
 
Les encanta la compañía, si no tienes al menos dos ninfas deberás darle mucho cariño y atención, ya que podría entrar en depresión e incluso no querer comer
• Sacarlas todos los días un buen rato fuera de la jaula pero siempre supervisando que no les ocurra nada (podrían sufrir algún daño)

• Su jaula debe medir al menos de base 50 x 50 cm y altura 65 cm, si es más mucho mejor, y que tenga al menos una fila de barrotes horizontales para que pueda trepar. También sería genial que la jaula tuviera una bandeja extraíble abajo para ayudar con la limpieza, y un zócalo alto para evitar que ensucie fuera de la jaula
• Podemos ponerles juguetes de colores para ninfas, asegurándonos que son seguros para ellos, y también trozos de cartón como el del rollo de papel para que lo rompa, cuerdas, columpios…etc. Les gustará mucho
 
 
• Una buena alimentación, a base de mijo, alpiste, frutos secos sin sal, frutas y vegetales frescos. También deben comer proteínas, podemos darles yema de huevo cocida e incluso hay quienes les dan jamón de york en trocitos pequeños o al igual que los hamsters, galletas para perros para que las piquen. Es fundamental acostumbrarlas a la variedad de alimentos desde pequeñas
• Una excelente higiene de la jaula garantiza que nuestra ninfa tenga buena salud. Es muy importante 
• Enseñarles a hablar o silvar les entretendrá y unirá lazos con vosotros, es recomendable empezar a intentarlo desde que son pequeñas porque habrá más posibilidades de que lo hagan
• Deberemos tapar su jaula por la noche si tenemos luz donde se encuentra la ninfa o para evitar que tengan pánicos nocturnos porque son bastante asustadizas. También si nos molesta por la mañana porque se pone a cantar en cuanto hay luz.
 
 
• Deben dormir entre 10 y 12 horas al día, dejarlas descansar y evitar los ruidos bruscos
• Evitar que otra mascota les pueda molestar, si tenemos otras mascotas es mejor que no puedan acceder a donde se encuentran nuestras ninfas porque se pueden estresar o entrar en pánico
• Ponerle agua limpia y comida diariamente es fundamental, no debemos descuidarlas.
• Llevarla o consultar a un veterinario siempre que veamos que algo anda mal con nuestra ninfa (cambios de conducta que nos preocupen, falta de apetito o cualquier cosa que nos inquiete)

 

Y finalmente, no olvidarnos que necesitan mucho amor y preocupación por nuestra parte para que tengamos una ninfa feliz y san: Nos compensará con su cariño, compañía y simpatía 😉
 

-Gracias Tania por la foto de Torpe, tu preciosa ninfa!!! 

 
Enlaces relacionados:

2 Respuestas

  1. Hassan 1 año ago
    • Emma Heath Emma Heath 1 año ago

Añadir Comentario