Como elegir un sofá para tu salón

Consejos para acertar en la elección de un nuevo sofá

Uno de los elementos más costosos del salón o sala de estar en una casa es el tresillo o el sofá. También suele ser el artículo de mayor protagonismo y de ahí la importancia de elegir bien, tanto el color como el estilo.

Consejos para elegir un sofá para el salón

Consideraciones antes de comprar tu nuevo sofá.

Determinar tus necesidades y posibilidades

Medir bien el espacio donde piensas colocar el sofá. Tener en cuenta que tienes que dejar hueco para pasar de un sitio a otro.

Si querías comprar dos sofás pero solo dispones de un sitio pequeño, piensa en alguna alternativa, por ejemplo un sofá de dos plazas y un sillón. Ten en cuenta que las grandes tiendas de muebles, además de espaciosas, suelen tener los techos muy altos y una combinación de sofás que luce en su exposición podrá dominar demasiado un salón pequeño.

Foto: Sol Pérez

Fijar tu presupuesto

No hay nada que desanima más que encontrar el sofá de tus sueños, solo para luego tener que renunciar porque te das cuenta que no tienes fondos para comprarlo. Tener muy claro cuál es el precio límite antes de comprar.

Por otra parte, tener en cuenta que un buen sofá es una inversión y que es algo que podrá utilizar durante años, ¡incluso generaciones! Cuánto más dinero invierta en sus muebles, más tiempo durarán.

Cómo elegir un sofá para el salón

Antes de visitar tiendas de muebles, navegar un poco en Internet para conocer las últimas tendencias y ofertas.

Ayudar a los profesionales a ayudarte a ti

Cuando empiezas a buscar en tiendas de muebles, si puedes llevar un trocito de la tela de las cortinas, alfombras u otras telas visibles en tu salón o sala de estar, le será más fácil a las decoradoras de la tienda encontrar colores de sofá que hagan juego con el salón. Incluso puedes llevar alguna foto del salón, esto les facilitará más todavía en su labor.

Evitar las prisas

Si el sofá que más te ha gustado no está disponible y tardará en llegar, no elijas otro solamente para tenerlo antes. Merece la pena pedirlo y cuando por fin lo lleven te alegrarás no haberte conformado con otro. 

 

Lecturas relacionadas:

Sin Respuestas

Añadir Comentario