Otro test no invasivo para la detección del cáncer de colon

Test no invasivo para la detección del cáncer de colon

Un examen no invasivo permite detectar el cáncer colorrectal en una etapa temprana.

 
La prueba, basada en el análisis de varios marcadores moleculares presentes en las heces, podría ayudar a reducir al mínimo los falsos positivos y prevenir las muertes asociadas con este tipo de cáncer. Estos resultados fueron presentados recientemente en la conferencia anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer.  
 
Actualmente, las técnicas para la detección del cáncer colorrectal incluyen la prueba de sangre oculta en heces, sigmoidoscopia, colonoscopia y el edema de doble de bario. En la curación del cáncer colorrectal es de vital importancia la detección temprana, sin embargo como consecuencia de la naturaleza invasiva de algunos de estos procedimientos de cribado, los individuos se resisten a realizarse estas pruebas, dificultando por tanto que la detección del cáncer se realice en estadios primarios.
 
Las células del colon y del recto se eliminan en las heces, y las pruebas de ADN en heces buscan cambios en el ADN característicos de los pólipos o del cáncer, además de sangre fecal. 
 
A diferencia de otras pruebas de detección de cáncer de colon usando heces, el nuevo test no parece estar afectado por el uso de fármacos, el sexo, la raza, la masa corporal, el estilo de vida o los antecedentes familiares de cáncer colorrectal o pólipos del paciente.
La edad del pacientes es la única variable que parece influir en los resultados de pruebas. 
 
La nueva prueba se utilizó en 500 pacientes con pólipos, y los resultados de una colonoscopia posterior demostraron que este test es muy sensible para la detección de cáncer en estadios muy iniciales. La prueba detectó el 98% de todos los cánceres, así como el 83% de los precursores de displasia de alto grado y el 57% de los precursores de 1 cm o más.

Seguir leyendo:

Añadir Comentario