Remedios caseros para la cistitis

Remedios caseros para tratar la cistitis de forma natural

La cistitis consiste en una infección urinaria (generalmente de carácter leve) que puede curarse de forma sencilla pero que puede llegar a ser muy molesta para quien la sufre.

Al margen de los muchos medicamentos que podemos tomar para tratar la cistitis, existen algunos remedios naturales y tratamientos caseros que podemos utilizar para aliviar el dolor o molestia, y combatir la infección.

5 remedios caseros para curar la cistitis sin tener que acudir al médico

1.- Beber mucha agua

No existen pruebas de que beber mucha agua sea efectivo a la hora de eliminar la bacteria que causa la cistitis, pero sí de que ayuda a paliar el dolor al orinar. 
Además beber alrededor de 1,2
litros (6-8 vasos) ayuda a depurar el organismo, ademas de ser bueno para nuestra salud general.

2.- Bicarbonato de sodio

En algunas personas, el uso de agentes alcalinizantes de la orina, como
el bicarbonato de sodio o el citrato de potasio, durante un corto
período de tiempo puede ayudar a aliviar el dolor provocado al orinar.


3.- Analgésicos

Tomar un analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno, puede reducir el dolor y el malestar. Es importante leer siempre la etiqueta y consultarlo con el farmacéutico, especialmente en caso de  padecer alguna enfermedad, estar embarazada o amamantando.

4.- Calor

Colocar una bolsa de agua caliente sobre la zona lumbar puede ayudar a aliviar el malestar. Tratar de descansar lo más posible en postura horizontal.

5.- Evitar relaciones sexuales

No tener relaciones sexuales hasta que la cistitis haya desaparecido porque podría empeorar la situación.

6.- Zumo de arándanos

Beber zumo de arándanos no parece que ayude a aliviar el dolor, pero puede ayudar a prevenir brotes de cistitis recurrente.

7.- Espárragos frescos

El espárrago se ha utilizado con fines medicinales desde hace miles de años. Contiene unas sustancias naturales (asparagina, ácido quelidónico y coniferina), que han demostrado tener propiedades diuréticas. 
Debido a que es un diurético suave, favorece que las sales y el agua se excreten desde los riñones a la vejiga. Esto ayuda a eliminar las bacterias durante un ataque de cistitis. Sin embargo, si comemos espárragos para ayudar a aliviar los síntomas, conviene beber también mucha agua. 
Procurar beber al menos de seis a ocho vasos de agua al día. Hacer que el agua fluya a través del sistema ayudará a eliminar las bacterias del revestimiento de la vejiga y potenciará el efecto de los espárragos. 
Seguir leyendo: