4 posturas de yoga ideales para remediar el dolor de cabeza

Estas posturas de yoga que veremos a continuación tienen la capacidad de relajar nuestro sistema nervioso para así aliviar el dolor que podamos sentir en la cabeza.

 

 

1.- Postura del triángulo con torsión (Parivrtta Trikonasana modificado) 

Colócate de pie con los pies rectos y separados a una distancia mayor que la de los hombros (casi 1 metro) y los brazos a cada lado del cuerpo. Inspira profundamente a medida que levantas los brazos hacia los lados hasta que dibujen una T con respecto al cuerpo. Mantén la postura de brazos en T y, mientras expiras inclina la parte superior del cuerpo hacia adelante llevando la mano izquierda hacia la parte superior de la rodilla derecha (o el tobillo si tenemos mayor flexibilidad) y la mano derecha hacia arriba (apuntando al techo).Vuelve a inspirar a medida que regresas a la postura inicial, después vuelve a expirar y repite el movimiento en el otro lado de la pierna (mano derecha a rodilla izquierda y mano izquierda al cielo). Deberíamos repetir esta secuencia unas 6 veces o más.

2.- Postura del camello sentado (Ustrasana sentado)

Colócate sentado en una silla que tenga un respaldo firme y cuya altura quede justo por debajo de nuestros omóplatos. Sujétate a los lados de la silla, estira el torso y, permaneciendo sentado inclina tu cuerpo hacia atrás por encima de la parte superior del respaldo dirigiendo el esternón hacia el techo y ensanchando el techo. Respira normal pero con equilibrio y suavidad. Mantente en esta postura por lo menos 4-6 respiraciones. Repetir la postura una vez más si es deseado. Expira a medida que sales de la postura.

naturalhealthmag

3.- Inclinación hacia adelante con apoyo (Uttasana)

Colócate de pie espalda a la pared con los pies separados a la altura de las caderas y manteniendo una distancia de 30 centímetros con respecto a la pared. Flexiona tus rodillas brevemente, inclina la parte superior del cuerpo hacia adelante y aprieta los glúteos contra la pared (mantén los glúteos pegados a la pared a lo largo del ejercicio). Dirige tu pecho hacia adelante y hacia abajo hasta que tu barriga y pecho descansen sobre tus muslos. Completa de 6 a 12 respiraciones en esta posición y vuelve a subir poco a poco a la postura inicial para terminar el ejercicio.

4.- Postura de la montaña (Tadasana) y Saludo al sol

Colócate de pie y recto con los pies separados unos pocos centímetros. Junta las palmas de las manos y mantenlas apoyadas sobre tu corazón. Inspira mientras levantas los brazos por encima de la cabeza manteniéndolos separados a la altura de los hombros (codos estirados pero con un mínimo de flexión). Mantén la vista hacia al frente o un poco hacia arriba (como en la foto). Expira y baja los brazos a medida que inclinas la parte superior del cuerpo hacia adelante hasta apoyar el pecho sobre las rodillas o hasta que nos sea cómodo. Flexiona las rodillas un poco si es necesario y estira los brazos hasta tocar el suelo con las los dedos de las manos. Si te sientes flexible, puedes incrementar la dificultad del estiramiento tratando de llegar con las palmas al suelo (en lugar de los dedos) y estirando las piernas hasta que queden rectas. Inspira lentamente mientras vuelves a ponerte recto. Ahora levanta los brazos por encima de la cabeza y lentamente inclina tu cuerpo hacia atrás tratando de arquear el torso. Después expira de nuevo y vuelve a la posición inicial (palmas juntas y sobre el corazón). Repite la secuencia un mínimo de 6 veces.

Enlaces relacionados:

One Response

  1. ALBERTO NASETTA 2 meses ago

Añadir Comentario