11 Consejos para mantenerte saludable cuando tu hijo está enfermo

¿Cómo podemos reducir la propagación de los gérmenes en casa y evitar que enfermen otros miembros de la familia?

 
Ahora que estamos en un tiempo en el que abundan los resfriados y gripes, te contamos algunos consejos que puedes hacer para intentar mantenerte san@ mientras cuidas a tu hijos enfermos. 
 
Consejos para mantenerte saludable cuando tu hijo está enfermo
 
 

1. Lávate las manos con frecuencia.

Es la mejor manera de mantener los gérmenes a raya.
 

2. Intenta que tu hijo se mantenga en una habitación lo máximo posible.

Aunque puede ser difícil de conseguir, limitar el movimiento del niño por toda la casa minimiza la cantidad de gérmenes repartidos. 
 

3. Utiliza pañuelos desechables.

 

4. Evita compartir utensilios.

Una buena idea sería etiquetar vasos y botellas de agua para asegurarte que nadie va a beber accidentalmente en el vaso de otro.
 

5. Limpia todas las superficies que su hijo toca.

El mando de la televisión, los pomos de la puertas, … No hay que obsesionarse con este punto, pero obviamente de este modo podemos controlar el posible contagio. 
Puede ser útil utilizar toallitas desinfectantes.
 

6. Aislar el cepillo de dientes del niño enfermo.

Cuando alguien está enfermo, una de las vías de propagación de los gérmenes es el cepillo de dientes. Intenta evitar que esté en contacto con el cepillo de dientes del resto de miembros de la familia.
 
Y con la pasta de dientes igual. Intenta evitar que los gérmenes del niño pasen a la pasta de dientes, y de ahí al resto de la familia. Puedes poner un poco de pasta en un plato limpio para que niño la tome de ahí
 

7. Limita los mimos.

Esto es lo más difícil de cumplir, sobre todo si el niño es muy pequeños. Pero cuando el niño ya es mayor, intenta evitar los abrazos cuando está enfermo.
 

8. Lava la ropa, toallas y la ropa de cama del niño.

Es importante utilizar agua caliente para ayudar a matar los gérmenes. 
 

9. Descansar todo lo que pueda.

Al igual que cuando tu hijo era un bebé, intenta dormir cuando el o ella duerma. Si consigues dormir alguna siesta te ayudará a llevar mejor la falta de sueño que requiere el cuidado del niñ@ por la noche.
 

10. Cuida de ti mism@.

Toma sus vitaminas, comer comidas saludables, y asegúrate de beber muchos líquidos. 
 

11. Pide ayuda cuando la necesites.

No tengas miedo de pedir ayuda a familiares, amigos o vecinos. 
 
¿Se te ocurre alguno más para incorporarlo a la lista?
 
 
 
Seguir leyendo:
 

Añadir Comentario