Siete acantilados costeros con unas vistas espectaculares

La naturaleza es hermosa, podemos encontrar lugares y paisajes naturales increíbles en todo el mundo: montañas, praderas, bosques, ríos… Pero hay un tipo de paisaje natural especialmente impactante: los acantilados y estos son algunos de los más espectaculares del mundo. 

1. Acantilados de Moher, Condado de Clare, Irlanda

Acantilados de Moher, Condado de Clare, Irlanda

Los acantilados de Moher son los más cautivadores de todos. No obstante, ver la belleza natural de Irlanda suele estar en la lista de todo viajero, por lo que podría estar abarrotado de gente. Es mejor caminar un poco más en dirección sur, hasta el final del muro de Moher, para disfrutar de unas vistas sin obstáculos. Y por supuesto, llevar cámara y prismáticos.

2. Acantilados de Latrabjarg, Vestfirdir, Islandia
Acantilado Latrabjarg Islandia

Situados en el punto más occidental de Islandia, se les conoce como el “fin del mundo”. Se trata de un lugar increíble, tranquilo y extremadamente remoto, lleno de aves de diferentes especies (frailecillos, alcatraces, araos, alcas, etc.). La variedad de aves es tal, que están considerados como los mayores acantilados de aves de Europa. Los amantes del senderismo y la escalada podrán disfrutar subiendo a la cima, pero conviene planificar la ruta y conocer bien nuestros límites.

3. The Twelve Apostles (los Doce Apóstoles), Victoria, Australia

Acantilado Twelve Apostles Australia

Viajar a lo largo de la Great Ocean Road nos dejará un recuerdo inolvidable y unas fotos increíbles de la costa. La mejor hora para visitar los Doce Apóstoles es al caer la noche, cerca de la puesta del sol. Aunque ya no sean doce, podremos disfrutar con la espectacular visión de estas formaciones rocosas naturales, que son visita obligada para todo amante de la naturaleza. Conviene reservar también algo de tiempo para visitar Port Campbell.

4. Costa de Na Pali, Kaua’i, Hawaii

Acantilados Na Pali

Situados al noroeste de Kaua’i, los acantilados de Na Pali se elevan hasta 4.000 metros sobre el nivel del mar. La vista es espectacular, pero solo se puede acceder a ellos en barco, a pie o en helicóptero. Ir en un barco de vela hacia la puesta de sol puede ser un modo muy hermoso y relajante de ver estos acantilados e incluso podríamos avistar una ballena por el camino.

5. Costa de Big Sur, California

Acantiliado Big Sur California

Lo mejor de la costa de Big Sur, en California, es que se puede acceder a ella por autopista y disfrutar de unas maravillosas vistas de los acantilados rocosos y de su fauna desde el coche durante el viaje, desde Carmel sur a San Simeon. Entre otras especies, se pueden ver focas, cóndores y ballenas migratorias azules, grises y jorobadas.

6. Acantilados de Seven Sisters, Inglaterra

Seven Sisters Inglaterra

Estos hermosos acantilados de la costa este de Sussex se encuentran a lo largo del Canal de la Mancha, entre Seaford y Eastbourne, al sur de Inglaterra; y destacan por el color blanco brillante de su piedra caliza, en contraste con el azul del mar y el verde de las montañas. No son tan famosos como los “acantilados blancos de Dover”, pero si vamos a Londres, merece la pena hacer una escapada de un día o un fin de semana para ir a verlos y disfrutar de una de las vistas más bellas de toda Inglaterra.

7. Bonifacio, Córcega, Francia

Acantilado San Bonifacio Córcega

En Bonifacio no es fácil determinar dónde terminan los acantilados y dónde comienza la ciudad. Las construcciones más antiguas llegan al borde de los acantilados y en algunos casos parecen sobresalir de la piedra caliza blanca que hay debajo, tanto que cuesta imaginarse que alguien se atreva a vivir en algunas de ellas. Como en el resto de la isla francesa de Córcega, en Bonifacio encontraremos unas playas perfectas de arena blanca, un animado puerto deportivo, bares de moda y las tranquilas aguas del mar Mediterráneo. Su casco antiguo es impresionante y disfrutar de un vaso de vino al atardecer con vistas a sus acantilados puede ser una experiencia inolvidable.

 

Seguir leyendo: