Porqué es bueno perder

La sensación de ganar es estupendo, pero a veces puede convertirse en un hábito, incluso peor, en un “derecho” y cuando esto ocurra, es bueno perder.

El libro de Jean Twenge, Generation Me, es una reflexión sobre las razones por las que la generación actual de norteamericanos jóvenes tienen mas seguridad en si mismos y son mas proactivos que nunca, pero a su vez son también mucho mas infelices y frustrados que generaciones anteriores.

Concluye que el motivo por tanta confianza y tan poca felicidad es una sobrecarga de trofeos y premios cuando son pequeños (en USA se gastan mas de 3 mil millones de dólares al año en medallas y trofeos). Que la cultura de premio por chorrada (eg. en un concurso de manualidades, medalla para todos por muy malas que sean) cuando se es pequeño se convierte en frustración permanente cuando se hace mayor.

Según Twenge, cuando los niños se equivocan o fracasan, no hay que desfrazar los fracasos con trofeos baratos, sino hay que ayudarles a asumir el fracaso, superarlo y aprender de ello. Hacerles entender que progresar con esfuerzo es muchísimo mas importante que una victoria o pérdida puntual. Y ayudarles a felicitar al niño o la niña que se lleva el premio cuando ellos lo no logran también es un ejercicio muy sano.

De los fracasos se aprende mucho – incluso mas que de las victorias. Megan McArdle, columnista de Bloomberg, es autor del libro The Up Side of Down: Porqué el fracaso es la clave para el éxito argumenta que los norteamericanos fracasan mucho y que se equivocan mucho en sus predicciones. Cita una frase de William Goldmen “Nadie sabe nada” para demostrar lo mucho que todos tenemos que aprender. Dice que las lecciones aprendidas de los fracasos son fundamentales para poder triunfar.

Ayer España jugó su primer partido en el mundial y perdió 5-1. Unos jugadores que ya lo han ganado todo a todos los niveles . Y una generación de jóvenes acostumbrada a que ganen. Al margen de los debates técnicos y sociales sobre el porqué de la derrota, tal vez es bueno que hayan perdido. Tal vez es bueno que España busque éxitos mas serios que los trofeos ganados por 11 jugadores corriendo tras un balón. Tal vez conviene que los pequeños futboleros del país aprendan perder. Y tal vez, gracias al fracaso de España en este primer partido, este año gane Inglaterra!! (es broma).

Añadir Comentario