5 pasos para hacer un cortometraje (con muy poco dinero)

Hacer un cortometraje es el sueño de muchos chicos y chicas, un sueño que puede empezar en la más tierna adolescencia y que se puede alargar hasta la edad adulta. Supone hacer una película, como las que vemos en la pantalla grande, con la única diferencia de la duración. Porque una de las primeras lecciones que aprendí cuando empecé a trabajar en el mundo del cine es que un largo y un corto se hacen de la misma manera. Exactamente de la misma manera. Eso sí, con mucho menos dinero en el segundo caso.

* Varios momentos del rodaje de mi último cortometraje Un par de ciegos

Si tienes ganas de rodar, no te busques excusas para no hacerlo, porque seguro que encontrarás. Sólo tienes que tener una cosa clara: es muy fácil hacer un cortometraje con poco dinero. Y al final del post te lo voy a demostrar.

1. Escribe un guión con pocos personajes y una sola localización. Puedes hacerlo sol@ o acompañad@. Cada una de las dos posibilidades tienes sus ventajas y sus inconvenientes.

2. Busca un lugar en tu casa o en la de tus padres o en la de los amigos donde puedas rodar medio día, un día o, incluso, dos, pero sin abusar.

3. Rodéate de poca gente en el equipo. Todos somos (im)prescindibles, según las posibilidades.

4. Pídele a tu director de fotografía (el que manejará la cámara e iluminará) que lleve su cámara de fotos para grabar el corto. Y si no tiene, búscala entre tus allegados… ¿Quién no tiene en la actualidad un familiar/amigo/conocido que disponga de una cámara de fotos que grabe vídeo?

5. Y haz varias tortillas de patatas y ensaladas de pasta para el rodaje, para pagar a tu equipo con comida. Siempre te lo agradecerán.

Y os demuestro que es posible rodar con un coste muy bajo:

Este corto, Flatmates 3.0, ganó el primer premio en el Notodofilmfest, uno de los festivales más importantes de España.

Si te gusta el cine y quieres contar historias, rueda, sin miedo. No te pongas excusas.

Añadir Comentario