5 hábitos Americanos que perdí cuando me mudé a España

1. Ver a los niños en los bares a altas horas

El horario Español es mucho más tarde que en Estados Unidos. Me sorprendía mucho ver a familias con niños pequeños en bares y restaurantes a las 9, 10 de la noche incluso más. Esto habría sido impensable para mi cuando era niña. 

Al principio casi me escandalizo ver a los niños corriendo por el local mientras los padres charlaban tranquilamente con amigos y disfrutaban de unas cervezas y tapas.

La verdad creo que es muy bueno que los padres jóvenes disfruten de su tiempo libre con amigos, familia e hijos y sigan teniendo su vida social activa sin tener que separar las obligaciones con el placer y sin tener que buscar una niñera para cuidar de sus hijos esa noche.
Es una oportunidad de disfrutar ambos, padres con amigos y, hijos con los hijos de sus amigos.

 

2. No hay café para llevar

En los EE.UU., lo más habitual es comprar un café para llevar, camino al trabajo, universidad, casa, etc…
En España, es bastante inusual.

Muchas cafeterías ni siquiera tienen para llevar vasos de plástico ó cartón. La primera vez que me presenté a trabajar con un café en la mano mis compañeros me miraron con cara de: “te ha pillado el toro esta mañana que no te ha dado tiempo ni a desayunar”.

Ahora como buena española me tomo mi café y mi tostada por mañana en la cafetería de al lado de mi trabajo sentada mirando las noticias en el móvil.

 

3. Comer una comida ligera (¡y pesadísimas!)

En España la comida de medio día suele ser a las 14:00 h. para mi era tardísimo y nada más y nada menos que comida bastante sustanciosa, de cuchara como diríais aquí.
Y si vas a un restaurante, te presentan un primero, un segundo, postre y café.
Cuando comentaba a mis amigos que yo me tomaba un sandwich ligero lo primero que me preguntaban era que ¿como iba aguantar hasta las 22:00 h para la hora de la cena? porque lo que haría a esa hora seria devorar lo que tuviese delante más que comer, jajaja… ツ

Y si era tarde entre semana los fines de semana todavía se tomaban las cosas con más tranquilidad y podíamos comer a las 3 de la tarde o más y luego una buena siestecita.

Tengo que reconocer que lo de la siesta es muy español, pero no tarde nada en acostumbrarme a ella y ya no la perdono ツ

 

 

4. Estar descalzo en casa

Todavía no he precisado exactamente por qué esto es tan inaceptable en España.

Al principio me costo entenderlo, pero mis amigas me pusieron al tanto y me explicaron que algunas veces son cosas de abuelas y piensan que por ir descalzo te vas a resfriar, te vas a manchar los pies o los calcetines y luego a ver quien los deja decentes, porque si no restriegas antes la lavadora no lo saca o incluso algunas veces por no estropear el suelo o dejar huellas.

La verdad que ya no me importa mucho porque yo sigo yendo descalza ó con calcetines tanto en verano como en invierno más a gusto que todas las cosas.

Lo respeto en la casa de los demás pero en la mía es inevitable no puedo remediarlo.

* Como anécdota os contare lo que me decía mi compañera de piso:
¿Será que a los Americanos no os huele los pies?, jajajaja… como si fuésemos diferentes o estuviésemos hechos de otra pasta. ツ

 

5. Caminar rápido e ir corriendo a todos los lados

En Estados Unidos sobre todo en las grandes ciudades siempre se va corriendo a todos los lados y por eso se intenta llevar un orden para no obstaculizar o retener al tráfico, tanto a los peatones como si estas en el coche, en la acera, en el metro, etc… Nos mantenemos a la derecha y se pasa por la izquierda. 

De repente recién aterrizada sin conocer, sin saber de normas me encontraba, con adolescentes cogidos del brazo en una fila de 4 ocupando toda la acera; tres madres con cochecitos de bebé que caminan a paso de tortuga por una calle estrecha; grupos de personas (familias, amigos…) charlando tranquilamente en mitad de una calle bastante concurrida sin dejar paso, etc…

Me acostumbre y a vivir con ello y ademas he aprendido a disfrutar del simple placer de pasear por la calle tranquilamente, pararme en los escaparates, no estresarme por simples cosas y como no!! de este clima que hay aquí tan estupendo