Residentes europeos en Alicante

El turismo tranquilo, ecológico, singular, de calidad, parecería reñido con la provincia de Alicante para aquellos familiarizados con Benidorm, Torrevieja, L´Alacantí, este tipo de oferta turística les puede parecer un milagro. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Alicante cuenta en La Marina Alta uno de los espacios de mayor calidad turística de España.

Durante décadas, alemanes, ingleses, holandeses, habitantes de los países nórdicos, entre otros, encontraron en este bellísimo trozo de costa mediterránea, dónde la montaña y el mar se funden en paisajes llenos de singularidad y encanto. Tanto cerca del mar como hacia el montañoso interior, los extranjeros han comprado casas rurales que han rehabilitado cuidadosamente mucho con esmero, han cuidado cada uno de los enseres, muebles antiguos, objetos de labranza, aperos, etc. como el mayor tesoro decorativo para engalanar cada rincón de sus casas.

Los residentes europeos en contra de la voracidad urbanística

De esta filosofía han nacido movimientos como el de Abusos Urbanísticos NO, en contra de la especulación urbanística -un cáncer devorador de la propia democracia en unos ayuntamientos valencianos secuestrados por intereses urbanísticos-.

Paradójicamente, han tenido que ser los residentes europeos de Alicante los más críticos y contestatarios de un desastre urbanístico que se inició hace décadas y que ha roto todas las expectativas en su afán expansivo y devorador. Hoy son los mayores defensores de la identidad, de los orígenes y rasgos culturales de una zona muy rica en patrimonio natural, rural, agrícola, gastronómico…

Un tesoro turístico en Alicante

La Comarca de la Marina sigue siendo una joya. Pese a las tensiones y agresiones ya habidas y perceptibles en municipios como Jávea, Denia, Gata de Gorgos, Benissa… en su conjunto representa, todavía hoy, “otro modelo turístico”. Un litoral lleno de micro-espacios singulares que arrancan por el sur paisajísticamente en el Peñón de Ifach y transcurren por la costa de Benissa, Moraira (Teulada), Jávea, Denia… con calas y pequeños acantilados que recuerdan una Costa Brava con personalidad propia. Es uno de los espacios de mayor valor de todo el mediterráneo español.

En el interior, la montaña dibuja una laboriosas terrazas hasta alcanzar cotas como, por ejemplo, la de la cercana Sierra de Bernia. Casas rurales, espacios paisajísticos con una naturaleza más fértil y húmeda que en el resto de la provincia de Alicante propician rincones auténticamente llenos de encanto y singularidad. La mayoría de pueblos del interior mantiene sus productos y tradiciones, gracias a una demanda de alto poder adquisitivo de europeos que residen aquí.

La calidad de los servicios

La Marina Alta tiene uno de los centros gastronómicos de España con mayor reputación internacional. Restaurantes como El Girasol y El Poblet mantienen la mayor excelencia gastronómica desde hace años, dentro de un entorno muy prestigiado donde es posible encontrar el mejor restaurante libanés de España (Ver Al Zaraq), ofertas locales (Ver Casa Cantó), o sitios autóctonos muy singulares llenos de extranjeros residentes como L´Aplec, El Corral del Pato, etc.

En general, la calidad de los servicios turísticos de esta zona es muy superior a la predominante en el resto de la provincia. Es un auténtico activo para una política turística de calidad que permita recuperar la imagen de zonas que están cayendo en un acelerado descrédito. Los gobernantes harían bien en ver a La Marina Alta como un buque insignia del turismo valenciano, un buen aliado, más que el enemigo a batir que se ve en la actualidad…

Algunos políticos harían bien en ampliar sus miras y tomar conciencia del valor de los residentes europeos en estas tierras. Vaya por delante nuestro modesto homenaje.

Temas relacionados con residentes europeos en Alicante:

(Dedicado a Ms. Maybes)

Añadir Comentario