Reivindicar Ladrillo 2.0

Leo en el País esta mañana que “Los municipios ahogan a las constructoras”, amenazando estas con abandonar contratas de servicios de basura a los Ayuntamientos medianos por la deuda, que calculan en 3.425 millones y divulgando sus expectativas de despidos masivos tras el verano. La noticia viene a poner de relieve la insostenibilidad del modelo inmobiliario que hemos apoyado durante años.En plena expansión inmobiliaria. nadie, incluidas las empresas, alertó sobre el descomunal endeudamiento de los ayuntamientos, muy lejanos en el propósito de aprovechar sus vacas gordas para sanear sus cuentas.
El negocio de las contratas de servicios, las recalificaciones, por no hablar de corruptelas y otras variantes…ladrillo analógico … lejos incluso del 1.0.

Los ayuntamientos y empresas están recibiendo la siembra de muchos años. Pero lo más preocupante es la actitud de pasividad del gobierno central y de los gobiernos de las comunidades autónomas. Señalaría estos puntos:

1. No se tomaron ningún tipo medidas para acometer los problemas específicos del sector inmobiliario, cuando los primeros síntomas aparecieron. Estábamos en plena euforia y la sabiduría del mercado lo arreglaba todos. No obstante, bajo la misma filosofía, en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, etc. se arbitraron generosas medias y planes de rescate para sectores clave: la banca, el automóvil (inlcuida España ene ste caso).

2. Al día de hoy un sector del ladrillo “analógico”, no recibe una orientación clara sobre sus posibilidades futuras. Innovación y tecnología en todas sus vertientes son una asignatura pendiente: domótica, nuevos materiales, nanotecnología, construcción medioambiental, ahorro energético, marketing y comercialización online…La economía española, guste o no, se ha hecho dependiente en los últimos 15 años de un sector de la construcción de baja tecnología y mano de obra inmigrante. Improvisar un tejido alternativo a corto, no es realista. A corto y medio plazo hay que rehabilitar, en la medida de lo posible, al sector del ladrillo. En síntesis, necesitamos reivindicar un ladrillo 2.0.


fracaso-universidades

¿El fracaso de nuestras universidades?

el-campo

Internet y desintermediación agrícola

2 Respuestas

  1. Tíscar 7 años ago
  2. euroresidentes 7 años ago

Añadir Comentario