7 ideas sencillas para hacer más efectivo el marketing digital

Hace siete años que Oscar Carrión me invita a su Máster en Dirección de Restaurantes y F&B Hotelero que reúne a los mejores profesionales de los hoteles y restaurantes. Esta vez “me retó” a que les diera siete ideas o consejos que fueran útiles para el marketing digital. Casi nada.  

 

Sobre la experiencia personal de bastantes años, me atreví a darles estas 7 sencillas ideas.  Las comparto por si pueden ser útiles.

1. Obsesionarse con el usuario

Nótese que no he dicho poner foco, o que el usuario es fundamental.
He utilizado el término “obsesionarse” y quizás me he quedado corto. El cambio de paradigma de cliente a usuario es como de la computación actual a la cuántica. El usuario digital exige infinitamente más. Doy por supuesto que se asumen las mejores prácticas de usabilidad, simplicidad, navegabilidad… Y también que todos los días leemos una decena de artículos sobre User Experience en nuestro Zite que nos inspiran… Le concedo una importancia decisiva a los registros, leads, big data (más adelante me refiero con mas detalle)… A medio plazo sólo sobrevivirán en Internet aquellos sitios cuya oferta se singularice para cada usuario.Y esto requiere una posición muy activa e inteligente con respecto a él. Googe, Facebook, Amazon, Ebay, cada vez nos ofrecen una oferta más personalizada sobre la base de su capacidad para explotar la información que captan de nosotros. Desde el lugar que nos ubicamos, cómo nos movemos, qué leemos o consumimos, cuándo….
Las grandes empresas tecnológicas nos marcan al resto de las empresas unas pautas irrenunciables. De lo contrario, estaremos fuera del mercado.

 

 

2. Redes sociales generalistas vs especializadas ¿Dónde poner foco? Métricas.

El marketing digital y las redes sociales es un tema muy controvertido. Cada día hay más redes sociales y un gran número de  agoreros que dicen que hay que estar en todas, generalistas y especializadas. Un CM no da a abasto de publicar e intentar interactuar en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest, Youtube, Linkedin, Istagram, Whatsup, Tripadvisor y decenas más.
Estar en las redes sociales se acaba convirtiendo  en un fin en sí mismo. casi una religión, más que un medio. Seguir la moda no va reportar beneficios. Hay que preguntarse si merece la pena emplear muchos recursos en algunas redes sociales en las que, incluso si seguimos las mejores prácticas, los resultados en términos de tráfico, ventas…son muy pobres. Al margen de estar, necesitamos poner foco, concentrar esfuerzos y ser más selectivos. Partamos de métricas sobre la “rentabilidad” de nuestra actividad, esfuerzo, tiempo que dedicamos y en función de estas tomemos decisiones inteligentes. El algoritmo y timeline de Facebook o Twitter se ha convertido en una pesadilla para la mayoría de los CM. Los “me gustas” o “seguidores” no se traducen en resultados relevantes.Hay que ir más allá de “estar”. Mi consejo: profundizar en redes sociales especializadas y en alguna generalista específica. Aunque cada temática es diferente, entre las generalistas mis favoritas son Youtube o Facebook. En ésta última, por ejemplo, profundizar nos da la ventaja de desarrollar multitud de vías: concursos, promociones, aplicaciones, grupos… Nada es fácil, pero dispersar esfuerzos está abocado a la ineficiencia.

 

 

3. El papel de la tecnología.

 

Ya hay muchas PYMES para las que contratar tecnología relacionada con las TICs es sinónimo de gasto y no de inversión. Su experiencia no ha sido buena. Costosa e ineficiente, su simple actualización es un dolor de cabeza con casi nulas repercusiones en su negocio. Es una pena que los informáticos o especialistas en tecnología web no piensen en términos económicos. Sería fundamental. A la empresa le interesan soluciones de bajo coste, escalables, que minimicen los impactos de saltos e innovaciones tecnológicas... El potencial de la tecnología es enorme, pero el valor que incorpora a la empresa debe superar ampliamente sus costes. Hoy el desarrollo tecnológico de la PYME o una startup puede ser muy relevante si:

  • se focaliza en sus ventajas comparativas de producto, proceso, mercado, cliente…
  • explota al máximo una tecnología open source, actualizable y escalable…
  • permite de forma tangible avanzar en la reducción de costes o en el acceso a mayores cuotas de demanda, fidelización, etc

En lo que respecta al esto último, es decir como herramienta de marketing, la tecnología puede ser revolucionaria, incluso más efectiva que en marketing en redes sociales, pero debe asumirse como una parte fundamental de la empresa. Esto es, sin compartimientos estancos, la tecnología debe estar muy integrada en el core business.  De esta forma se podrán dar pasos decisivos en la línea mencionada de la personalización de un servicio de calidad a cada usuario.

4. Big Data / IA

¿No tenéis la sensación de que el exceso de información nos ha sobrepasado hace tiempo? (ver ¿Hemos sobrepasado nuestra capacidad de asimilar información?). Si es así, bienvenido al Club. Estamos inundados de una gran masa de datos que debemos filtrar e interpretar correctamente. El Big Data /IA  es el to be or not to be de nuestro tiempo. Quizás sea la forma más efectiva de hacer marketing digital en redes sociales, captar multitud de información relevante sobre nuestros potenciales clientes-usuarios, identificar tendencias del mercado, identificar el exceso de competencia, etc, etc. Necesitamos de Business Intelligence, una excelente y constante análitica, apoyo para nuestros KPIs (Key Performance Indicator) y el Big data / iA  es la base. Hay que familiarizarse e ir construyendo nuestros propios modelos. Sin perder un ápice información importante y despejándola de la información poco relevante. El marketing digital y el Big data están llamados a mantener una largo y productivo maridaje… Debemos empezar ya.

 

 

5. ¿Tu página web exite?

Como siempre, nos olvidamos de las cuestiones fundamentales.  Sí, una sencilla página web responsive (visible y adaptable al formato de tecnológico y de pantalla de cualquier dispositivo móvil) donde su concepción evolutiva quede determinada por el comportamiento de ese usuario del que estamos obsesionados. De entrada diría que antes de cualquier campaña u opción de marketing debe haber una landing page que sea un ejercicio de sencillez, usabilidad y por supuesto de seducción. ¿Cuánto dinero se habrá tirado en campañas de marketing que aterrizaban en una landing infumable? Todavía hoy veo tantos ejemplos que me cuesta trabajo creer que se haya entendido la trascendencia de esto. No hay página web o app sin la influencia de buenas analíticas y su interpretación correcta capaz de modelar de forma progresiva su configuración hasta hacerla muy atractiva al cliente. La página web en la mente de un diseñador gráfico o de un responsable de la empresa no es más que un prototipo, un punto de partida. Lógicamente hay que partir de un buen prototipo!! El exceso de texto, un superfluo paso o innecesario doble clic, registros, formularios, vídeos, recursos multimedia, segmentación, personalización…. Todo esto es el punto de partida que permite hacer rentable la misma campaña de marketing.

6. El Concepto 

Sí, tan elemental como lo anterior.  Pregunté en clase si sus empresas o negocios partían de un concepto claro. Nadie supo decirme nada al respecto, salvo la responsable de un restaurante en el que hay que reservar con semanas de antelación. La mejor forma de aclararnos con nuestro negocio es por ejemplo hacer un canvas (aparentemente más fácil y rápido que un plan de negocio). Nos aclarará muchas cosas. Si bajamos el listón me conformaría con una sencilla “misión” o incluso un “lema“. Ojo con esto último. Si abrimos un proceso participativo en la empresa con nuestros empleados para establecerlo quizás lleguemos rápidamente a la conclusión de que pocas cosas habremos hecho tan útiles en nuestra empresa como el ejercicio del “lema”. En realidad es mucho más fácil el marketing o nuestra política de innovación si hemos fijado un concepto. De lo contrario podemos tener ocurrencias, incluso vender marca, pero no habrá base sólida para hacer un marketing efectivo o innovar productivamente. Insisto en la importancia del concepto. Con tantas herramientas sofisticadas, redes sociales, branding, etc. se nos olvida esto que quizás es lo más importante. El concepto de nuestro producto, actividad, será un paso fundamental, inteligente, motivador, vertebrante, si además, como hemos dicho al principio, estamos obsesionados con el usuario.

7. Open Mind (quizás tengas que olvidarte de todo lo que has aprendido)

Un consejo final. Vivimos un mundo tan cambiante y con tanta innovación disruptiva que quizás el único salvaconducto sea el tener una “mente abierta“. Con los alumnos les señalaba que los avances tecnológicos son actualmente un verdadero espectáculo. Sobrepasan hoy nuestra propia imaginación. Hasta un pequeño restaurante puede utilizar como el más efectivo marketing a sensores, arduinos, drones, impresoras 3D, o hasta unas google glass para visualizar la elaboración de sus platos…. O ser los primeros en aceptar bitcoins u otras criptomonedas, por no hablar de Apple Pay. Pues eso, “open mind”, “think outside of the box“.