10 razones por las que las universidades deben salir de su zona de confort

 

Hay universidades que piensan que el tema de los MOOCs es marginal. Otras, que eso de bitcoin o la tecnología blockchain no va con ellas. O que la era del móvil, o multidispositivos no les afecta. Incluso que el Internet de las cosas, el big data o las ciudades inteligentes son meros ejercicios futuristas. O que la revolución nanotecnológica tendrá lugar dentro de 50 años. O que fomentar el emprendimiento tecnológico no es su tarea prioritaria y central. Me queda la inquietud de si realmente las universidades han tomado suficiente conciencia de las implicaciones de los cambios e innovaciones derivadas de nuestro entorno digital y social.
Es decir si tienen claro la imperiosa necesidad de salir de su zona de confort actual.

10 razones por las que las universidades deben salir de su zona de confort:

1. Entidad e intensidad de los cambios. Los cambios tecnológicos, los avances científicos de los próximos 20 años harán palidecer lo que hemos logrado en los últimos 40. 2. Velocidad y universalidad de los cambios. La sociedad del conocimiento y el era digital están acelerando la intensidad y la rapidez de estos cambios globalmente. En realidad, estamos asimilando la cultura de un cambio permanente y de la exponencialidad de los avances científicos y tecnológicos. 3. No es admisible que nos resignemos a no pertenecer a la que debería ser la universidad de nuestro tiempo. Las universidades deberían adaptarse rápidamente a estos cambios, asimilarlos y liderar un correcto desarrollo de su potencial, maximizando beneficios y minimizando riesgos. De lo contrario nuestras instituciones se anclarán en el pasado.

 
 

4. Las universidades no pueden ir al remolque de la sociedad (máxime en la era del conocimiento). Las Universidades deben salir de su zona de confort. La situación exige actuar con valentía. No pueden ir al remolque de cambios sociales  y de tendencias asumidas por la mayor parte de la población mundial. Con cientos de miles de vacantes de puestos de trabajo en la UE sin cubrir y mientras generando excedentes de profesiones sin salidas laborales.
5. La docencia, la investigación, el emprendimiento, la transferencia de tecnología deben en gran medida reinventarse en los próximos diez años. Las Universidades más receptivas y diestras para gestionar el cambio liderarán una sociedad distinta que está cambiado sustancialmente. Se corre el riesgo de un sistema universitario dual. 6. Fenómenos como el de los MOOCs, Khan Academy, etc. nos indican algo indiscutible: cientos de miles de nativos, millenials, que nos dicen que, en la nueva cultura digital prevaleciente, quieren aprender cosas diferentes y de una forma diferente. 7. La universalidad del cocimiento ABIERTO se ha hecho realidad. La enseñanza es open, la investigación debe ser open, las ideas, la innovación open… Esto lleva consigo exigencias importantísimas, pero también un potencial extraordinario para el talento, la creatividad, el progreso…

 

8. El trabajo interuniversitario y la hibridación de saberes son imprescindibles y exigen nuevas estrategias de las universidades. Hay que pasar del discurso a la acción. Una red como Universia con más de 1.200 universidades en su red pueden ser una herramienta valiosísima, para afrontar cambios complejos y para articular un movimiento ordenado, ambicioso e integrador. Y esto exige combatir la endogamia y salir de la zona de confort. 9. Está en juego el papel del progreso de cada país en función de la eficiencia de sus universidades. Aquellos países que con la ayuda de sus universidades sepan administrar correctamente la potencialidad del conocimiento y minimizar los riesgos progresarán con más seguridad, orden y eficiencia. 10. O nos transformamos o nos transformarán. Durante los últimos 800 años las universidades han sabido adaptarse a enormes transformaciones. El cambio actual es intenso, rápido y de enorme entidad. Preservar la autonomía universitaria exige asumir la responsabilidad de estos cambios y liderarlos. Acabo de estar en el Encuentro-2014 de Rectores de Universia en Río de Janeiro.  Impresionante evento con más de 1000 rectores que ya tuvo sus antecedentes en Guadalajara (México) y Sevilla hace cuatro y nueve años respectivamente. Cuenta con la presencia no sólo de universidades iberoamericanas sino de Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Alemania, Asia… Las sesiones y debates y participaciones de los Rectores sirven para identificar en gran medida las preocupaciones, proyectos e inquietudes de la universidades de casi todo el mundo. Y sigo pensando que las universidades deben tomar conciencia de que es urgente acometer transformaciones de entidad y salir de su zona de confort actual. Os dejo el debate de una de las sesiones del Encuentro de Río con la participación de Martín Bean, Rector de la Open University del Reino Unido; muy interesantes y motivadoras sus palabras:

 

Seguir leyendo sobre 10 razones por las que las universidades deben salir de su zona de confort


incompetentes

No hay que tenerle miedo a la competencia sino a la incompetencia

vieja-nueva-economia

El mundo de los negocios hoy: eficiencia vs innovación (en la tormenta perfecta)

8 Respuestas

  1. Anónimo 3 años ago
    • andres 3 años ago
  2. MDavid TH 3 años ago
  3. andres 3 años ago
  4. Aurora Hakim Vista 3 años ago
  5. Aurora Hakim Vista 3 años ago
  6. juanvi@uji.es 3 años ago
    • andres 3 años ago

Añadir Comentario