Casas para enamorados

Cierra tus ojos. Imagina que puedes llevar a tu amor a la casa de tus sueños. No es una mansión, ni un palacio, puede ser una casa sencilla, pequeña humilde… ¿La has imaginado?

Pues abre los ojos.. ¿te gustarían unas casas así para vivir el amor? (pincha sobre ellas si deseas verlas en mayor tamaño) y piensa qué tipo de amor te sugiere cada casa. Son casas que creemos ideales para enamorados. Aunque a cada una le hemos designado un tipo de amor.

La casa del amor eterno

Un escondite, una cabaña donde las nubes adornan el cielo azul. La tierra se viste de oro y las aguas aparecen tímidamente sin querer perturbar ni quitarle protagonismo al amor…

Parece que este entorno la eternidad se ha parado. El tiempo no existe. Recuerda aquello que dijo Bosmans: “El ser humano pasa toda la vida buscando un hogar. Solamente el amor es la casa donde puede vivir eternamente”.

La casa del amor platónico

Me trae la memoria una frase de la película “amor y sensibilidad”: “Este lugar ocupa un sitio en mis sentimientos que ningún otro puede compartir. No permitiré que lo cambie por nada del mundo”.

Amor entre montañas y aguas, donde la belleza del paisaje evoca la belleza del amor.

La casa del amor imposible

Las rocas perturban. La lejanía entumedece el alma. Me recuerdan aquello de “Un imposible me mata, por un imposible me muero un imposible es querer al imposible que quiero”.

Aunque bien miradas son rocas cálidas, doradas por el romántico atardecer… Quizás el amor imposible se torna posible… Así que “Quizás la fortuna puede convertir un corazón de roca en un corazón humano”.

La casa del amor verdadero

En la copa de los árboles, en la selva, allí esta el refugio del amor verdadero, una choza desnuda en lo alto de la naturaleza frondosa. Austera y cálida; llena de vida. El escenario perfecto para el amor verdadero.

Me recuerda aquello de que “Los que prefieren la sensatez y huyen de la locura son incapaces de sentir el amor verdadero”.

La casa de amor cómplice

Son dos casas en un escenario bello y misterioso. Lleno de fuerza y gravedad. Recuerda la cita de Charles Baudelaire “El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice”.

Un escenario que perturba y complace. Aunque al final la majestuosidad de las montañas, la placidez del ganado en los valles da sensación de tranquilidad, armonia y de complicidad en el amor.

La casa del amor único

No espacio ni lugar para otro. Allí, teniendo a los acantilados de aliados y fieros guardianes, la imensidad del mar como símbolo de amor infinito y único.

Un plácido valle verde hecho a medida del amor, nacido de la roca, único en su pasión, fuerza y bravura. Enternece y abruma. Atrae y retiene… como el amor que es único y verdadero.

La casa del amor prohibido

Pese al bello atardecer sus muros se esconden, el arbol domina, vigila, advierte… Algunas nubes utópicas que describen líneas de esperanza..

El mar está solitario y triste. La hierba se llena de melancolía y pena. Amor, en el mundo ¡tú eres un pecado! Qué pena que los dioses no cambien las leyes y hagan posible el amor.

La casa del amor romántico

Te imaginas una barca remando y aproximándose a la casa… Te imaginas las vistas desde la casa con los colores de los árboles que dejan ver que el otoño se aproxima. Una casa donde el agua engalana al amor romántico.

El rincón más romántico al que unos amantes pueden aspirar.. ¿no creéis?

La casa del desamor

Demasiado amplia, inquietante, aquí la soledad es mal presagio. Hubo esfuerzo en hacerla parecer bella, todavía están sus paredes de cal blanca, sus puertas casi recién pintadas..

Pero algo ha dejado de funcionar.. Las montañas dan la espalda y el valle no aparece a la vista… ¿Tendrá remedio? ¿Volverá a renacer la fuerza de la primavera?

Las fotos con las que hemos “construido” las casas del amor, están recogidas en Houses with a view donde las podréis ver a un tamaño mayor (también pinchando cada foto).

Temas relacionados con casas para enamorados:

One Response

  1. Anónimo 11 años ago

Añadir Comentario