8 ventajas de las relaciones online

Independientemente de lo hayas leído o escuchado acerca de las relaciones virtuales, no todo es tan malo como cuentan.

Obviamente, al involucrarte con alguien por Internet sufres riesgos, como problemas de seguridad, ser estafado, o que esa persona sea mala gente… Entre otros muchos riesgos.

Sin embargo, hay quienes encontraron al amor de su vida.

Internet se ha convertido en la mejor opción para aquellos que no tienen tiempo, (y cada vez somos más). Si deseas conocer a tu amor verdadero o vivir una nueva experiencia, aquí hay ocho ventajas de las relaciones por Internet

El aspecto físico:
La falta de contacto físico en una relación virtual es un arma de doble filo. Por un lado, un ordenador no puede darte calor por la noche o un abrazo al levantarte. Cosas que todos necesitamos de vez en cuando .
Sin embargo, cuando careces del contacto físico, no tendrás “la fiebre” de la hormona que puede distraer tu atención de los verdaderos problemas de la vida. Internet te da la opción de mantener una relación de “amor” sin cruzar ninguna línea sexual.

Control:
Una de las mayores ventajas de las relaciones por ordenador es que tienes control completo sobre cuándo y cuánto te comunicas con la otra persona. Si una conversación llega a ser demasiado, es mucho más fácil cerrar la sesión, que tener que zanjar una conversación de tú a tú.
Además, siempre sentirás emoción cuando recibas un mensaje de la otra persona. Si te dice algo bonito, puedes guardarlo y verlo más tarde. Los mensajes de tu ordenador ocupan mucho menos espacio en tu habitación que las flores y los peluches

Las apariencias no son tan importantes:
Una conversación por ordenador puede ser tan buena en tu pijama, como vestido de gala. Además, conocer a alguien a un nivel emocional, significa que puedes ser visto por lo que eres, en lugar de lo que parece ser, algo que rara vez ocurre en una cita en un restaurante.

Las cosas son tan intensas o casuales como tu te las quieras tomar:
Cuando se trata de relaciones online todo depende de lo que estés buscando. Si eres del tipo de persona que le gusta su espacio y no necesita ni quiere mucho contacto con su pareja, las relaciones en línea pueden adaptarse a eso.
Podrás mantener algo informal y divertido, o puedes obtener algo más serio. Sólo asegúrate de que ambos estáis de acuerdo en el tipo de relación.

Puedes ir a tu ritmo:
¿Alguna vez te has sentido presionada por un hombre para ir más allá de lo que tu misma quieres? ¿Alguna vez has tenido relaciones íntimas con alguien desde el principio, pero más tarde te arrepentiste? Esto es algo que no sucede en las relaciones virtuales.
Parte del control mencionado antes, es que uno es capaz de establecer el ritmo de una relación sin hormonas o las presiones externas.

Otra forma de conocer a alguien:
En función de lo que quieras, puede ser mucho más fácil conocer a alguien online que fisicamente. Las personas que son socialmente torpes o que están realmente ocupadas, probablemente no quieren buscar a alguien en un bar. Si se encuentran en un foro de interés especial como la religión o trabajo, ya tenéis algo en común. Dado que muchos de nosotros nunca llegamos a hablar de esas cosas en la vida real, porque no conocemos a nadie que comparta esos intereses o porque no es una conversación adecuada.

El factor de la verdad:
Piensa en esto… ¿Has sentido alguna vez, que no podías ser tú mismo estando con ciertas personas? ¿Has tenido que poner buena cara y ser cortés cuando sientes otra cosa?
Este no pasa delante de la pantalla del ordenador. Puede ser tan “real” como quieras, cuando quieras.

La diversión del cibersexo: 
El cibersexo, también puede ser muy emocionante.
Hay algo muy “liberar” en ser capaz de hacer o decir cosas a través de un chat o conexión por Skype, que no podrías hacer de la manera tradicional.
Si eres del tipo de personas a las que le gusta hablar sucio, pero eres demasiado tímido para decirlas en voz alta, Internet es tu lugar.