Minijets

Las agencias han distribuido hoy la noticia publicada por numerosos medios de que los minijets podrían transformar la industria de la aviación. No se trata de ninguna forma de vuelos baratos, aunque de laguna forma es un paso a abaratar los vuelos más caros.

Los denominados “microjets”, “minijets” o “jets muy livianos” (VLJ, por sus siglas en inglés), poseen dos motores y capacidad para cinco o seis pasajeros, cuestan la mitad que los jets comerciales más baratos ahora en servicio. De alguna forma son los “vuelos baratos” de los altos directivos de las grandes empresas.

Fabricación masiva de Minijets y su impacto en el tráfico aéreo

Tres fabricantes tienen pédidos para fabricar tres mil de los pequeños jets. La firma Eclipse Aviation, con sede en Albuquerque, Nuevo México, tiene una orden por 2.350 y espera recibir en junio la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) para su E500. El primero de esos modelos -que se fabrica en menos de cinco días- será entregado diez días más tarde.

Los pilotos de las aerolíneas están inquietos por estra rápida y masiva aparición de estos minijets por la congestión del tráfico aéreo, especialmente en países como los Estados Unidos. Aunque los partidarios de los diminutos jets argumentan que volarán a sitios remotos, en los cielos prácticamente vacíos en torno de más de 5.000 pequeños aeropuertos poco utilizados, ofreciendo servicios que no ofrecen las aerolíneas

La FAA pronostica que por lo menos 4.

500 aviones VLJ estarán en servicio de aquí a diez años. La NASA proyecta 20.000 para el 2010. Para el radar y el controlador aéreo no hay diferencia entre un jet pequeño y un jumbo jet. Si sólo el 2% de los pasajeros de vuelos comerciales pasaran de jets a VLJ, dijo Blakey, se triplicaría el número de despegues y aterrizajes que los controladores aéreos tendrían que manejar.

Pueden constituirse en una red nacional de taxis aéreos, “limosinas” con alas que serán capaces de aterrizar en miles de pistas donde no pueden hacerlo los jets comerciales ni los jets ejecutivos. Los VLJ pueden aterrizar en pistas de hasta 900 metros de largo, comparadas con las de 1.200 a 1.500 metros que requieren los jets más pequeños actualmente en operación.

Tecnología de los VLJ, los Mini-jets

Los VLJ vendrán equipados con equipos de seguridad y navegación de alta tecnología, que les permitirá volar a aeropuertos chicos en condiciones precarias. El A700 de Adam Aircraft, por ejemplo, se vende por 2 millones de dólares y tiene en la cabina un instrumental más moderno que un Gulfstream G5 de 40 millones de dólares, dijo el presidente de la compañía, Joe Walker.

Temas relacionados:

Añadir Comentario