Impacto de la crisis en sector aéreo

La recesión se ha notado aún más en el sector de las aerolíneas con el reciente anuncio de Virgin Atlantic, en el que habló de una posible reducción de plantilla de 600 trabajadores; y los recortes de Ryanair de 200 puestos de trabajo en su base del aeropuerto de Dublín, además de sus planes de reducir otros 100 en Shannon.

Virgin Atlantic afirmó estar consultando los despidos con 600 de sus trabajadores con sus sindicatos. En un comunicado, la compañía señaló: “Virgin Atlantic continuará reestructurando su negocio para asegurarse de mantener su fuerza durante la crisis”.

Ryanair, la aerolínea económica irlandesa, señaló que sus recortes de personal “no son a causa de la recesión”, sino como respuesta a las tasas de aeropuerto y pasajeros impuestas por el gobierno de Irlanda.

Steve Ridgway, presidente de Virgin Atlantic, señaló: “Ninguna aerolínea es inmune a la recesión y nosotros continuaremos reestructurando nuestra compañía para asegurarnos estar en la mejor posición a largo plazo”.

“Con la caída en la demanda de viajes, las aerolíneas tienen que reducir sus costes por medio de un amplia variedad de medidas, entre las que se incluyen reducir la capacidad, congelar los sueldos, conceder permisos sin sueldo y, por desgracia, ajustar el número de personal”.

La aerolínea empezará un periodo de consulta de 90 días fijado por ley, con sus empleados y los sindicatos Unite y Balpa.

No obstante, un portavoz de Ryanair señaló que la crisis no está afectando al tráfico de pasajeros de la compañía y, en su lugar, reponsabilizó de los 200 despidos –entre pilotos, tripulación de cabina e ingenieros–, a un impuesto de turista de 10€ introducido por el gobierno de Irlanda en el aeropuerto de Dublín.
Ryanair ha anunciado también recortes en su base de Dublín, incluido un recorte en el número de aviones y vuelos en verano, y posteriores recortes para la planificación de invierno que se anunciarán este año.

La reducción de aviones en el aerropuerto será del 20%, pasando de 22 a 18 y su tráfico vía Dublín se reducirá también un 20% para el 2009-10, de 10,8 millones de pasajeros a 8,7 millones.

Los recortes de Ryanair en sus vuelos de verano afectarán a las rutas que salen de Dublín hacia el Reino Unido y el continente, con una reducción de un 32% en los vuelos a Leeds Bradford, un 23% en los dirigidos a Manchester y un 33% en los vuelos a Barcelona.

Este anuncio sobre Dublín es el segundo en el mismo día que golpea al empleo en Irlanda, después de que SR Technics, la compañía de mantenimiento de aviones, revelara que reducirá 1.135 trabajadores tras haber perdido varios contratos importantes con las aerolíneas durante el año pasado.

Fuente: Times Business

Añadir Comentario