Azafatas de vuelo: 5 errores que no deben cometer los pasajeros

Coffee, Tea or Me? Es el título de un libro clásico sobre las azafatas que data de 1967. Hay cosas que han cambiado y para esto se analizan estos cinco mitos sobre las azafatas de vuelo. Usted debe borrar de su mente algunos mitos de lo contrario cometerá errores con  ellas.

Imagen: flightclub.jalopnik.com

1. Nada de propinas, pero sí Twitter

Mantenga su dinero en su billetera. La mayoría de las compañías aéreas no permiten que los asistentes de vuelo acepten propinas.

“Siempre me sonrojo cuando alguien me ofrece una propina”, dice una de azafatas. “Es agradable ser apreciado. Pero nunca tomó. Les doy las gracias y la devuelvo de nuevo. Pero si alguien la mete en mi delantal o no acepta un no por respuesta, así, entonces acabo aceptándola por si lo toma como una especie de mala educación no aceptarla”.

La mayoría de los auxiliares de vuelo cortésmente rechazan una propina.

Walsh señala que hay una nueva manera de recompensar a los asistentes de vuelo para un servicio excepcional y esta es a través de Twitter. Escribe un tweet agradeciendo el servicio y con el # o @delacompañiaerea, citando nombre, vuelo, etc. de la forma que llegue a sus superiores.

2. Los asistentes de vuelo NO son básicamente camareras / camareros en el cielo

El papel más importante de los asistentes de vuelo es la seguridad del pasajero desde el punto A al punto B. Servir a los pasajeros aperitivos y bebidas está mucho más abajo en su lista de responsabilidades.

Imagen: tuffdaddynewsnetwork.blogspot.com

Ellas o ellos son muy conscientes de que están para cumplir con su primer deber: la protección y la seguridad del vuelo.  Por ejemplo, un caso muy común para los asistentes de vuelo son emergencias médicas. Es posible que haya médicos, enfermeras o EMT en un vuelo determinado, pero frecuentemente, le toca a los asistentes de vuelo la tarea de ayudar a un pasajero en dificultades. Hay gente que se desmaya a causa de una simple deshidratación pero también puede ser un diabético”.

También está el incidente ocasional donde una discusión entre pasajeros amenaza con escalar a algo más. Recientemente hablabamos de un caso en nuestro blog que obligó a desviar un vuelo de su trayecto original (Knee Defender (Defensor de la rodilla): impide asientos reclinables).

Las azaftas están entrenadas para responder eficazmente a situaciones complejas y relacionadas con la seguridad de un vuelo.

3. “Una azafata se supone que me debe ayudar a guardar mi bolso de mano” (lo puede hacer por cortesía, pero no está obligada, ni debe)

Si lleva una bolsa de equipaje de mano pesada, mejor haga algunas repeticiones y ejercicios de pesas antes de su vuelo, porque una azafata es poco probable que corra por el pasillo para ayudarle.

Imagen: dreamstime.com

Si una azafata coge una bolsa de equipaje y al subirla al portaequipajes se lastima la espalda, ella no está cubierta por su compañía aérea.  No obstante casi todos los asistentes de vuelo si ven una viejecita  o persona con algún impedimento grave con una bolsa pesada, irán a ayudarla.

4. Los asistentes de vuelo NO están en la profesión por los vuelos gratis

Los asistente de vuelo les suele encantar su trabajo. Quizás tengan flexibilidad laboral pero también es duro si tienen familias. Cierto es que a todo el mundo le encantan los viajes gratuitos, pero los tiempos han cambiado y no accedre a ello no es tan fácil como uno podría pensar.

Imagen: news.com.au

Los vuelos están a menudo muy llenos y rara vez hay un asiento libre. La mayoría de los asistentes de vuelo dicen que casi con toda probabilidad  pueden olvidarse de viajar en días festivos y fines de semana.

Los auxiliares de vuelo solteros con libertad en su horario y aquellos con niños pre-escolares que no están sujetos a un régimen de la escuela fijo son los más propensos a disfrutar de este beneficio.

5. Las escalas de la tripulación de un avión NO son una gran fiesta

La mayoría de sus escalas oscilan entre 8 y 10 horas y “apenas tenemos tiempo para comer, dormir y ducha”.

La tendencia en estos días es pquedarse en su habitación del hotel, lo que incluso tiene un apodo. Se llama ‘clic slam‘. Recibe este curioso nombre de clickers slam, porque cuando llegan al hotel la tripulación cierran de golpe la puerta de su hotel y hacer clic de inmediato en el bloqueo de la puerta”.

Difícilmente se puede culpar a los asistentes de vuelo para hacer clic slam, dada su carga de trabajo y sus responsabilidades familiares y personales. Atesoran tiempo a solas, y le dice: “¿Dónde consigo la oportunidad como madre de dos niños de estar en una habitación de hotel por mi cuenta?”

Para lo que tuvieran la tentación hay que recordar que los asistentes de vuelo están sujetos a pruebas aleatorias de alcohol, al igual que los pilotos.

“Sives a alguien de la tripulación en el bar del hotel al aeropuerto con sus compañeros de trabajo, es que es probablemente el hotel ofrece un descuento de la tripulación”, pero lo más seguro es que todao lo que haya bebido en el día sea una Coca-Cola Light y lo que sobró en la primera clase.”