Google desafía a Uber con un servicio de viajes compartidos

Según comentaron fuentes familiarizadas con el tema para The Wall Street Journal, Google está preparando el lanzamiento de un nuevo servicio de viajes compartidos en San Francisco, que pondrá en contacto a los viajeros con un trayecto común para que compartan vehículo. El nuevo servicio entrará en funcionamiento en otoño y será más barato que Uber.

 

Google desafía a Uber con un servicio de viajes compartidos

El servicio se basa en Waze, una aplicación adquirida por Google en 2013 y que ofrece indicaciones de conducción en tiempo real basadas en la información de otros conductores.

En mayo de este año, la filial de Alphabet, Google puso en marcha un programa piloto en los alrededores de sus oficinas de California que, básicamente, permite, a miles de trabajadores de determinadas compañías de la zona, utilizar la aplicación Waze para ponerse en contacto con otros viajeros que realizan el mismo recorrido, de forma que puedan compartir vehículo.

En vista del éxito, la compañía planea ampliar el servicio, este otoño, a todos los usuarios de Waze de la región de San Francisco.

El servicio competirá directamente con Uber y con su rival Lyft, pero a diferencia de estos, el de Google no cuenta con un conductor profesional, sino que se limita a buscar a un usuario que vaya a realizar el mismo recorrido que nosotros para que podamos unirnos y viajar con él, lo cual le permite ofrecer unas tarifas mucho más asequibles. En este sentido, el servicio de Google es más parecido a BlaBlaCar, que ya funciona en Europa y en países de Latinoamérica, como México o Brasil.

Servicio para compartir coche de Google

Los precios del programa piloto actual son de 34 centavos por kilómetro, una tarifa muy inferior a las de Uber y Lyft. Por ejemplo, Uber cobra actualmente en San Francisco 72 centavos por kilómetro; más del doble de la tarifa ofrecida por Waze, aunque al parecer, por el momento Google no se está quedando con nada del precio cobrado por el conductor.

Este no es el único servicio que enfrentará a ambas compañías. Uber, que en sus comienzos recibió hasta 253 millones de dólares de Google en financiación, se ha ido distanciando progresivamente del gigante de las búsquedas, pasando de utilizar los mapas de Google en sus recorridos a desarrollar sus propios mapas. Incluso ha desarrollado sus propios vehículos autónomos en colaboración con Volvo, que según la compañía, empezarán a funcionar en las próximas semanas en Pittsburgh como servicio de taxis. Por el momento, se trata de un ensayo abierto al público, por lo que la compañía ofrecerá viajes gratuitos a los usuarios para que se animen a probar el servicio.

Según un portavoz de Volvo, por el momento son seis los Volvo XC90 autónomos que circulan por Pittsburgh, pero a finales de año habrá 100.

La eliminación de los conductores gracias al uso de vehículos autónomos podría permitir a Uber abaratar sus tarifas, lo que sin duda mejoraría sus opciones de competir con el nuevo servicio de viajes compartidos de Google. Además, el servicio de Uber te lleva a donde quieras en cualquier momento, mientras que con Waze dependes de que haya un conductor que vaya a realizar el mismo trayecto que tú. En este sentido, la ventaja de Uber es evidente.

No obstante, hay que tener en cuenta también que el abaratamiento de las tarifas por parte de Uber dependerá del uso de los vehículos autónomos y, en un principio, los usuarios podrían no confiar demasiado en este tipo de vehículos.

Fuentes:

Seguir leyendo:

Sin Respuestas

Añadir Comentario