La Unión Europea presentará cargos formales contra Google por violar las leyes antimonopolio

Tras una investigación de cinco años de duración, el regulador antimonopolio europeo presentará cargos formales contra Google por violar la ley antimonopolio, según una persona familiarizada con el tema.

 

La Unión Europea presentará cargos formales contra Google por violar las leyes antimonopolio

 

La Comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, tomó la decisión el 14 de abril, tras consultarlo con el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Los cargos formulados por el regulador europeo se centrarán en las quejas que afirman que Google favorece sus propios servicios sobre los de sus rivales en su motor de búsquedas de Internet, que actualmente domina el mercado.

Concretamente, sus rivales afirman que los resultados de búsqueda de Google en áreas como los viajes, las compras y los mapas favorecen cada vez más las propias ofertas de Google, en lugar de los enlaces a servicios en línea similares gestionados por la competencia.

La Comisión Europea ha destacado cuatro áreas principales de preocupación en su investigación:

  1. El posible sesgo en los resultados de búsqueda de Google; este es uno de los puntos centrales del caso, dado que Google controla más del 90% de este mercado en Europa.

  2. La retirada de contenidos de sitios web rivales.
  3. Los acuerdos excluyentes con los anunciantes que les impedirían contratar servicios de publicidad en las búsquedas de sus rivales.
  4. Los contratos que impiden a los vendedores el uso de otras plataformas.

La Comisión también está investigando si Google utiliza su sistema operativo Android, líder en dispositivos móviles, para promover sus propios servicios.

En el pasado, Google ha negado siempre haber violado las leyes antimonopolio, argumentando que dar respuestas más directas a las consultas en línea, independientemente de que lo haga con sus propios servicios, beneficia a los consumidores.

Ahora, un informe elaborado por los empleados de la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU (FTC, por sus siglas en inglés) que no había sido desvelado previamente, revela nuevos detalles acerca de cómo Google ha manipulado los resultados de búsqueda para favorecer sus propios servicios sobre los de sus rivales aún cuando no eran más relevantes para los usuarios.

En una larga investigación, el personal de la oficina de la competencia de la FTC ha encontrado pruebas de que Google situó sus propios servicios de compras, viajes y empresas locales en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda alterando sus criterios de clasificación y “filtrando” los contenidos de otros sitios.

Al parecer también depuso deliberadamente a sus rivales.

Entre los ejemplos indicados en el informe encontramos los siguientes:

  • Google presentó su herramienta de búsqueda de vuelo por delante de otros sitios de viajes en sus resultados de búsqueda, a pesar de que su servicio ofrecía menos opciones de vuelo.
  • Los resultados de compras de Google aparecían por encima de los enlaces a otros servicios rivales de comparación de compras, a pesar de que los usuarios no hacían clic en ellos con tanta frecuencia.

Muchas de las formas con las que, según el informe, Google favoreció sus propios servicios no se habían descrito anteriormente.

La visión del informe sobre las prácticas de negocio de Google es especialmente relevante porque la compañía sigue ampliando su propia oferta:

  • Recientemente, ha puesto en marcha una herramienta de búsqueda de seguros de automóviles, que compite con herramientas similares ya ofrecidos por otras empresas.
  • También ha mejorado sus listados de hoteles que compiten con TripAdvisor y Expedia.

Según comentó para The Wall Street Journal Ioannis Lianos, profesor de derecho de la competencia internacional en el University College de Londres, los cargos serían “una muy mala noticia” para Google, que podría enfrentarse a multas de más de 6.

000 millones de dólares.

Por su parte, Google tranquilizó a sus empleados tras el anuncio, diciendo que ha elaborado “un caso muy fuerte” para defenderse de los cargos previstos.

Sin embargo esta no es la primera vez que Google se enfrenta a los tribunales por este y otros servicios. Hay numerosos ejemplos, entre ellos:

Habrá que ver cómo evoluciona el caso, pero sin duda podríamos estar hablando de la mayor batalla por la competencia desde que la UE persiguió a Microsoft hace más de 10 años.

Seguir leyendo:

 


Sin Respuestas

Añadir Comentario