La importancia de enseñar Ciencias de la Computación

Google junto con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis han elaborado el informe “Educación en Ciencias de la Computación en España 2015” que analiza la situación de la enseñanza de las Ciencias de la Computación en los colegios para niños de entre 6 y 16 años.

Estudiar Ciencias de la Computación

Las Ciencias de la Computación: una materia desconocida

Las Ciencias de la Computación están consideradas por los especialistas como el lenguaje del siglo XXI pero esta investigación demuestra que sigue siendo una gran desconocida incluso para algunos docentes.

En el documento se definen las Ciencias de la Computación como la  forma en que los ordenadores son diseñados y cómo generar las instrucciones precisas para que puedan ejecutar tareas y resolver problemas.

Según los expertos el estudio de esta materia facilita el desarrollo del “pensamiento computacional”, que haciendo uso de la informática ayuda a desarrollar el razonamiento crítico y lógico, promueve la curiosidad, la creatividad…

En este informe se pone de manifiesto que sólo un 0,6 % de los alumnos españoles y sus familias conoce qué son exactamente las Ciencias de la Computación.

El papel de los padres y el entorno familiar

El documento muestra la importancia del entorno familiar y el papel de los padres. Ejemplo, se afirma que 9 de cada 10 alumnos cuyos padres  tienen  una “buena comprensión de la tecnología” se muestran interesados por estas ciencias, mientras que en el caso de aquellos cuyos progenitores carecen de dicha comprensión el porcentaje es de 6 de cada 10.

En general la mayoría de los padres tiene una percepción positiva de las Ciencias de la Computación y la consideran una materia creativa, importante para el futuro y que incrementa la capacidad de empleo. Pero a pesar de esta percepción positiva (el 73% considera que deben ser enseñadas en el colegio) hay un significativo porcentaje (32%) que no considera prioritaria la enseñanza de esta materia en edades tempranas porque la percibe como un objeto de estudio demasiado complejo y poco adecuada ya que consideran que los niños dedican ya un excesivo tiempo a los dispositivos digitales y les preocupa el uso seguro de Internet.

Los alumnos

A pesar de considerarla una materia complicada la mayoría de alumnos sí muestra interés por aprenderla y este interés se incrementa cuando han dado alguna clase o taller relacionado con la materia. La diferencia entre chicos y chicas por el interés en las Ciencias de la Computación viene reforzada de nuevo por el apoyo de los padres. Los niños perciben de sus familias una mayor confianza en sus capacidades para estudiar ciencias, tecnología y matemáticas que las niñas(75% vs 51%).

Conclusiones 

El informe propone una serie de recomendaciones para la introducción, expansión y mejora de la enseñanza de las Ciencias de la Computación en el corto y medio plazo, elaboradas a partir de las conclusiones del estudio realizado.

  1. Mejorar el conocimiento y entendimiento existente sobre las Ciencias de la Computación es imprescindible para el fomento de la enseñanza de las mismas.
  2. Difundir entre los padres y madres los beneficios que aporta el aprendizaje en las Ciencias de la Computación a los niños y niñas, especialmente en las habilidades y competencias que se desarrollan gracias a éstas.

  3. Minimizar la brecha de género, incrementando la participación de las niñas en actividades relacionadas con las Ciencias de la Computación, rompiendo con los estereotipos existentes y facilitando actividades que conecten con sus intereses y motivaciones.

  4. Contar con la participación de asociaciones, universidades, empresas y otras organizaciones de la industria TIC en la promoción y colegios profesionales, apoyo al estudio de las Ciencias de la Computación.

Más información: