Investigadores de Harvard construyen un robot de 10 dólares para enseñar a programar a los niños

Mike Rubinstein, Universidad de Harvard

Mike Rubenstein quiere poner robots en el aula con la esperanza de atraer a más niños hacia los estudios relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Junto con otros dos investigadores de la Universidad de Harvard, Rubenstein ha creado un robot llamado AERobot que puede ayudar a enseñar programación e inteligencia artificial a estudiantes de educación media y secundaria.

A primera vista, podría parecer un lujo demasiado caro para la mayoría de las escuelas, pero en realidad cuesta solo 10,70 dólares.

La herramienta forma parte de una iniciativa general destinada a enseñar programación y otros conocimientos de informática cada vez a más niños y a una edad más temprana. La iniciativa, conocida como “movimiento de alfabetización de código”, incluye desde los lenguajes más nuevos y sencillos de programación a libros infantiles que enseñan conceptos de programación.

El proyecto de Rubenstein surgió del 2014 AFRON Challenge celebrado en enero, que pedía a los investigadores que diseñasen sistemas robóticos de bajo coste para educar en los países en vías de desarrollo. Para construir AERobot, Rubenstein adaptó uno de los sistemas que había desarrollado previamente con su grupo de investigación de la Universidad de Harvard.

El dispositivo no incluye su propia interfaz de programación ni cargador. Ambas operaciones se realizan desde un ordenador de sobremesa o portátil conectado al puerto USB.

En cuanto al software, Rubenstein modificó un lenguaje de programación llamado minibloqs, un medio muy gráfico para la programación de máquinas. “No es necesario escribir código. Basta con arrastrar imágenes”, explica Rubenstein. “Digamos que quiero que un LED del robot se ponga verde. Bastaría con arrastrar una imagen de un LED y escoger el color verde”. Según Rubenstein, se parece a Scratch, el lenguaje de programación para niños desarrollado en el MIT.

Programación de AERobot

El robot se puede mover hacia delante y hacia atrás sobre superficies planas, girar sobre sí mismo, detectar la luz, seguir líneas y bordes e identificar distancias utilizando una luz infrarroja reflejada.

La idea es que los niños aprendan a programar al robot para que haga esas cosas.

AERobot siguiendo una línea

AERobot siguiendo una luz

El robot incluye un temario de quince lecciones que enseña a los estudiantes el funcionamiento de los sensores y los propulsores, el flujo de programación y la lógica, y cómo generar un comportamiento específico para el robot.

En el 2014 Afron Challenge, el AERobot obtuvo el máximo galardón en la categoría de software y ocupó la segunda posición en las categorías de hardware y temario. Desde entonces, el equipo lo ha probado con unos 100 estudiantes de sexto a octavo en un campamento de verano sobre ciencia y tecnología llamado i2Camp y planea hacer más pruebas este verano.

Según Rubenstein, para la próxima versión del robot, el grupo pretende mejorar el temario y el software, eliminar pasos del proceso de instalación y hacer que AERobot sea tan simple que los niños puedan aprender a utilizarlo por su cuenta, sin la ayuda de un profesor.

Fuente: wired.com

Seguir leyendo:


Sin Respuestas

Añadir Comentario