Nano copas para energía solar

Según un artículo publicado esta semana es ScienceDaily.com, un nuevo material, conocido como nano flakes, podría revolucionar la transformación de energía solar en electricidad. De ser así, incluso los hogares más modestos podrían utilizar la energía solar y ahorrar dinero en un futuro.

Si las futuras células solares del investigador Martin Aagesen cumplen sus expectativas, tanto nuestra economía como el medioambiente se beneficiarán de su investigación. Menos de un 1% de la electricidad del mundo proviene del sol, debido a la dificultad de transformar la energía solar en electricidad, pero el descubrimiento de Martin Aagesen podría suponer un enorme avance de cara a impulsar el aprovechamiento de la energía solar.

“Creemos que los nano flakes tienen el potencial para convertir hasta un 30% de la energía solar en electricidad, es decir, el doble de lo que convertimos hoy en día”, señala Martin Aagesen, Doctor del Nano-Science Center y el Niels Bohr Institute de la Universidad de Copenhagen. Durante el trabajo de su tesis de doctorado, Martin descubrió un nuevo material.

“Descubrí una estructura cristalina perfecta. Es una visión muy extraña. A pesar de ser una estructura cristalina perfecta, pudimos observar que además absorbía toda la luz. Podría llegar a ser la célula solar perfecta”, señala Aagesen. El descubrimiento del nuevo material ha despertado mucho interés a nivel internacional y ha dado lugar a un artículo en la revista Nature Nanotechnology.

“Su potencial es inconfundible. Podemos reducir los costes de producción de las células solares porque, gracias al uso de la nanotecnología, utilizamos menos cantidad del caro semiconductor silicio en el proceso. Al mismo tiempo, las futuras células solares aprovecharán mejor la energía solar a medida que la distancia de transporte de energía en la célula solar sea más corta y, por tanto, se pierda menos energía”, señala Aagesen, que es también director de la compañía SunFlake que está desarrollando la nueva célula solar.

Fuente: Science Daily


One Response

  1. Alejandro 12 años ago

Añadir Comentario