Un juego de luz ayuda al avance de la informática cuántica

Según un artículo publicado este mes en la versión en línea de NewScientist, un juego de luz es todo lo que hace falta para crear un nuevo tipo de puerta lógica cuántica. Se trata del último avance en la búsqueda de un ordenador cuántico que, en teoría, debería superar con creces a uno clásico.

Estas puertas lógicas se crean en una “estructura reticular óptica”, un patrón de interferencia originado cuando tres rayos láser se cruzan, formando una red en 3D de puntos de luz y oscuridad. La jaula de luz contiene átomos ultrafríos de rubidio, depositados en los puntos oscuros.

Un cambio en la polarización de los láseres obliga a los pares de átomos de rubidio a unirse, lo que hace que empiecen a intercambiar información cuántica codificada en la dirección de sus espines. “Los estados de los espínes se ven obligados a intercambiarse a medida que el tiempo avanza”, señala el miembro del equipo Benjamin Brown, del Joint Quantum Institute en Gaithersburg, Maryland.

Esto deja los átomos “enredados” en un estado compartido en el que medir un espín afecta al resultado de la medición del segundo. La manipulación del enredo es un elemento fundamental de la informática cuántica. Brown denomina a estos últimos experimentos “una prueba de principios, que demuestra que es posible realizar la operación básica de una puerta lógica cuántica”.

Las puertas cuánticas se han demostrado utilizando iones, pero no con átomos neutros, algo que ha fortalecido relativamente los estados cuánticos, señala Brown.

Fuente: Pheedo