Pulmón artificial que respira

Un pulmón artificial consigue “respirar” en ratas

Investigadores de EEUU han creado un primitivo pulmón artificial con el que unas ratas pudieron respirar durante varias horas. Según ellos, esto podría ser un paso en el desarrollo de nuevos órganos a partir de las propias células de un paciente.

El hallazgo, publicado en la revista Nature Medicine, es el segundo realizado en un mes por investigadores en busca de formas de regenerar las células de los pulmones normales.

En el último estudio, Harald Ott y sus colegas del Massachusetts General Hospital y la Harvard Medical School en Boston retiraron las células de los pulmones de unas ratas para dejar un andamio o matriz.

Las mezclaron en un biorreactor, junto con varios tipos de células pulmonares humanas, generando presiones que simulan la presión que hay en el interior del cuerpo para lograr que el pulmón funcione y sea flexible.

Según informó el equipo de Ott, las células se instalaron y crecieron hasta convertirse en diferentes tipos de tejidos presentes en un pulmón.
Una vez trasplantadas en las ratas, funcionaron durante alrededor de seis horas, aunque de manera imperfecta.

Los investigadores afirmaron que se podría realizar el experimento con células madre más inmaduras, las células maestras del cuerpo. Esto podría incluir las células madre embrionarias, capaces de madurar y convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo o en células madre pluripotentes inducidas (células comunes con genes añadidos para hacer que se comporten como células madre flexibles).

El mercado potencial es amplio; decenas de empresas se están introduciendo ya en el campo de la medicina regenerativa, al igual que lo están haciendo laboratorios académicos como los de Harvard.

El mes pasado, un equipo de la Universidad de Yale, en Connecticut, implantó tejido pulmonar modificado mediante ingeniería en ratas, lo que ayudó a los animales a respiran durante dos horas.

Fuente: Reuters