Llamadas de teléfono móvil gratis

Los jóvenes podrán llamar gratis, con alguna pega

Según un artículo publicado el 26 de marzo de 2006 en la versión en línea de The Guardian, este verano los jóvenes británicos podrán dejar de dar la lata a sus padres para que les paguen las llamadas de teléfono móvil suscribiéndose a un nuevo servicio que ofrece llamadas gratuitas a cambio de publicidad. Ç

Blyk, una nueva empresa dirigida por el antiguo presidente de Nokia, ha anunciado ya la firma de acuerdos con anunciantes como Coca-Cola, L’Oréal y Buena Vista y está a punto de llegara un acuerdo con la operadora Orange para lanzar el servicio a través de su red. Orange no ha querido comentar nada al respecto, limitándose a señalar que siempre está abierto a posibles asociaciones.

Los anunciantes empiezan a ver la utilidad de los móviles como medio de publicidad. Google está experimentando con anuncios en las búsquedas de los móviles y estableciendo acuerdos con varias operadoras. En los EEUU, Virgin Mobile ha lanzado “Sugar Mama”, que ofrece minutos gratis a sus clientes si acceden a ver anuncios y comentarlos, y Xero Mobile está probando un servicio gratuito financiado por publicidad para estudiantes.

Sin embargo, al mismo tiempo, los anunciantes deberán tener cuidado de no molestar a sus usuarios con lo que podría ser un equivalente al spam para móviles. En este sentido, hay que destacar que el servicio ideado de Blyk está destinado a jóvenes de entre 16 y 24 años. El que las empresas dispongan de más oportunidades de bombardear a los clientes con anuncios y ofertas especiales puede sonar muy poco atractivo para cualquiera de más de 30 años, pero no para los jóvenes que dependen de que sus padres financien sus llamadas. Por otra parte, estos jóvenes han crecido rodeados de servicios gratuitos financiados por publicidad en Internet, como MySpace o Bebo, y parecen estar más dispuestos a aceptar este tipo de intercambios.

A pesar de no disponer de una relación de facturación con el cliente, a los usuarios que se suscriban al servicio de Blyk se les pedirán detalles acerca de sus gustos y aversiones a través de cuestionarios y otros mecanismos, ya que conociendo las preferencias de los usuarios, los anunciantes podrán enfocar mejor sus campañas.

El modo exacto por el que los usuarios recibirán el servicio y el aspecto de los anuncios es todavía un secreto bien guardado, pero fuentes de Blyk han comentado que es probable que el cliente pueda utilizar su propio teléfono para acceder al servicio, sin necesidad de comprar uno nuevo.

Fuente: The Guardian