La cocina del futuro

Un equipo de investigadores del MIT está desarrollando una cocina del futuro que logra una interacción entre el usuario y el sistema inteligente de cocina.   El proyecto CounterACTIVE pretende inventar una barra de cocina capaz de sugerir recetas deliciosas, mostrar imágenes atractivas, emitir música relajante, y proyectar vídeos que enseñan cómo hacer las recetas y ofrecen otra información complementaria divertida e interesante.

 

Otros avances hacia sistemas de cocina del futuro han apuntado hacia una cocina repleta de tecnología avanzada capaz de realizar todas las tareas de cocina imaginables, sin requerir apenas la participación de los usuarios. Sin embargo el objetivo de este nuevo sistema es suscitar el interés de los usuarios y hacer que su participación activa en la elaboración de platos sea divertida e interesante.   

 

La investigación  se centra en dos componentes: el interface del proyecto y la programación de la tecnología. El interface consiste en un ordenador, un proyector y un sensor de campo eléctrico para que al tocar las imágenes y dibujos que aparecen sobre la barra de cocina, el usuario pueda seguir una receta paso por paso. Actualmente el equipo de investigadores del MIT estudia las posibilidades de diseño de este nuevo medio. 

 

En cuanto a la tecnología, están desarrollando un sistema capaz de detectar acciones creando así un interface sin comandos. A través de un reparto de sensores por toda la cocina, se pretende lograr que la cocina comprenda qué ocurre y qué se requiere en cada momento, antes incluso de que el usuario formule un comando específico.