El secreto de la creatividad, la inteligencia y el pensamiento científico

Ser creativo

Hay una diferencia fundamental entre conocimiento y experiencia: el conocimiento por sí solo no es útil a menos que podamos establecer conexiones entre lo que sabemos. 

Las investigaciones demuestran que la creatividad y la inteligencia están vinculadas con las conexiones físicas que se establecen en el cerebro. Una investigación realizada en el Instituto de Tecnología de California demostró que la inteligencia es algo que se encuentra repartida por todo el cerebro y no en una región específica. Según los investigadores, el cerebro trabaja como un sistema distribuido:

“Varias regiones del cerebro y las conexiones establecidas entre ellas resultaron ser lo más importante para la inteligencia en general”, explicó Glascher.

Otro estudio de investigación de la Universidad de Washington descubrió que la conectividad con un área particular de la corteza prefrontal está correlacionada con la inteligencia general de una persona. Este estudio demostró que la inteligencia dependía en parte de las áreas cerebrales que más trabajaban y, en parte, de su capacidad para comunicarse con otras áreas del cerebro. Además de la conectividad física en el cerebro, ser capaces de establecer conexiones entre las ideas y los conocimientos que tenemos almacenados en nuestra memoria nos puede ayudar a pensar de manera más creativa y producir un trabajo de mayor calidad.

La creatividad es conectar cosas…

Muchos escritores, artistas y científicos importantes han hablado sobre esto: Steve Jobs dijo en una entrevista para Wired en 1996: “La creatividad es simplemente conectar  cosas… Cuando le preguntas a la gente creativa cómo hicieron algo, se sienten un poco culpables  porque en realidad no lo hicieron, simplemente lo vieron. Esto se debe a que fueron capaces de conectar experiencias que habían tenido y de sintetizar nuevas cosas”.

Maria Popova, uno de los mejores ejemplos de lo que se denomina “creatividad combinatoria”, dijo: “…para que podamos crear y aportar algo al mundo de verdad, tenemos que ser capaces de conectar un sinfín de puntos, ideas polinizadas por una gran cantidad de disciplinas, para combinar y recombinar estas piezas y construir nuevos castillos”. Popova dio una charla sobre esto en un evento denominado Creative Mornings (Mañanas creativas), en donde dijo algunas cosas interesantes, como que leer sobre una amplia gama de temas es, a menudo, uno de los elementos más importantes. También destacó cómo nuestro ego influye en nuestra disposición para construir a partir de lo que otros han hecho antes: “… Algo que todos entendemos a un nivel intuitivo profundo, pero que nuestros egos creativos, de alguna manera, no quieren aceptar: la idea de que la creatividad es combinatoria, que nada es completamente original, que todo se basa en lo que vino antes…”. En la misma charla, Popova hizo una analogía con los Lego, en la que comparó los puntos del conocimiento que tenemos con piezas de Lego: “Cuantas más piezas de construcción tengamos, y cuanto más diversas sean sus formas y colores, más interesantes serán nuestros castillos”.

El escritor Austin Kleon es uno de los que nos vienen a la mente de inmediato cada vez que surge el tema de las conexiones y de recombinar el arte. Kleon es el autor de Steal Like An Artist (Robar como artista), un libro que habla de usar el trabajo de otros como inspiración e información para desarrollar nuestro propio trabajo. Comienza así: “Siempre se pregunta a los artistas de dónde sacan sus ideas. El artista honesto responde: ‘Las robo’”. Kleon resulta inspirador porque es extremadamente sincero acerca de cómo el trabajo de otras personas se ha convertido en parte de su propio trabajo. También está de acuerdo con Maria Popova en que “nada es original”: Cada nueva idea es solo una combinación o mezcla de una o más ideas anteriores. El libro de Kleon es ideal para buscar consejo sobre cómo establecer más conexiones entre el conocimiento que tenemos (y acumular aún más conocimiento). El autor sugiere:

  • Llevar un cuaderno a todas partes
  • Leer mucho
  • Mantener un registro desde cero

En lo que respecta al campo de la ciencia, establecer conexiones entre los puntos de conocimiento parece ser igual de importante. En el libro titulado The Art of Scientific Investigation (El arte de la investigación científica), el profesor de la Universidad Cambridge W. I. B. Beveridge escribió que los científicos que tienen éxito “a menudo son los que tienen unos intereses más amplios”, lo que les lleva a ser originales: “La originalidad a menudo consiste en vincular ideas cuya conexión no se sospechaba previamente”.

También sugirió que los científicos deberían leer cosas fuera de su propio campo, con el fin de ampliar sus conocimientos (y así tener más puntos a la hora de conectarlos, posteriormente). A continuación, se indican algunas sugerencias para mejorar nuestra propia capacidad de establecer conexiones:

1. Ampliar conocimientos; el poder de la adquirir nuevas experiencias

Después de todo, cuanto más conocimiento tengamos, más conexiones podremos establecer. Debemos empezar por leer más, lecturas más variadas; y explorar nuevas oportunidades de recopilar conocimientos (por ejemplo, probar nuevas experiencias, como viajar, ir a reuniones o empezar un nuevo hobby).

2. Llevar un registro de todo; especialmente, en la ducha

Llevar un cuaderno (o el teléfono) a todas partes y tomar notas. En lugar de esperar que nuestro cerebro lo recuerde todo, debemos echarle una mano anotando los conceptos o ideas importantes que se nos ocurran. Incluso en la ducha, utilizando un cuaderno resistente al agua. La ducha es un lugar que ha demostrado volvernos especialmente creativos.

3. Revisar las anotaciones diariamente

Repasar las anotaciones con frecuencia puede ayudarnos a recordarlas más fácilmente cuando lo necesitemos. Al repasar las anotaciones que hemos realizado anteriormente, podemos descubrir que, en el tiempo que ha pasado desde el momento de la anotación, hemos incorporado más  conocimientos a nuestro repertorio que ahora podemos conectar con nuestras viejas anotaciones.

Fuente: http://www.fastcompany.com/3031994/the-future-of-work/the-secret-to-creativity- intelligence-and-scientific-thinking