El crowdsourcing, su objetivo reducir las facturas energéticas

El crowdsourcing es la respuesta para reducir las facturas energéticas, según la nueva empresa tecnológica EnergyDeck

crowdsourcing para bajar factura luz
Ahorrar dinero en la calefacción y la iluminación debería ser una victoria rápida para todas las empresas, pero decidir la mejor forma de hacerlo no es siempre fácil. Si bien puede haber una gran cantidad de información por ahí, a menudo es una información errónea, señala Benjamin Kott, director general de EnergyDeck, una nueva empresa tecnológica con sede en Londres que utiliza técnicas de crowdsourcing para hacer un seguimiento y controlar el consumo de energía en diversos tipos de edificios.

“Hay tres formas a través de las cuales las empresas pueden obtener información acerca de medidas de ahorro de energía”, dijo para Computing en un evento para empresas tecnológicas de reciente creación celebrado en Londres. “En primer lugar, pueden ver la información genérica: si cambian a iluminación LED, esto les ahorrará una cantidad X en términos de consumo de energía. En segundo lugar, están los datos específicos del proyecto, como los estudios de casos proporcionados por los fabricantes. Y en tercer lugar, pueden llamar a un auditor para realizar un estudio detallado. Si bien esta última es la mejor opción en términos de comprensión de las opciones, Kott señaló que las auditorías son caras y, por ello, pocas empresas siguen este camino.

Por otra parte, los estudios de casos son demasiado limitados en cuanto a alcance (y a veces de dudosa procedencia), mientras que la información genérica no tiene en cuenta la ocupación de la construcción, los patrones de uso o el clima local, entre otras variables.

En cambio, EnergyDeck tiene el objetivo de proporcionar a las empresas e individuos un modo comunitario de convertirse, en efecto, en sus propios estudios de casos, proporcionando datos de referencia y realizando un seguimiento de su consumo de energía para luego compartir las cifras -así como los resultados de las intervenciones de ahorro de energía- con otros suscriptores a través de una interfaz web.

Los suscriptores de EnergyDeck (la gran mayoría de ellos inscripciones gratuitas) registran las lecturas de gas y electricidad junto con detalles sobre sus locales. La información se anonimiza, agrega y normaliza, y se devuelve otra vez a la comunidad, lo que permite a los miembros evaluar sus patrones de consumo en comparación con los de usuarios similares.

Los suscriptores empresariales pagan en función de la cantidad de metros registrada en dichas lecturas.

En la actualidad hay más de 1.000 usuarios que utilizan el servicio de manera gratuita y 20 clientes de pago. Kott explicó este desequilibrio aparente aclarando que el modelo “freemium” (gratuito) es esencial para construir la base de datos.

Una vez que se hayan recogido suficientes datos, EnergyDeck planea completar el círculo invitando a los proveedores de bienes y servicios de bajo consumo a formar parte del sistema, algo que según Kott dará lugar a una mayor transparencia y una mejor base de conocimientos.

En su cargo anterior como responsable de energías limpias de Google Europa, Kott realizó auditorías energéticas en las propiedades de Google en todo el mundo. De este modo, dijo, se dio cuenta de que hay ciertas intervenciones exitosas de ahorro energético que son comunes a todos los edificios de una clase particular.

Desde este descubrimiento surgió la idea de construir una base de datos que relacionase el tipo de edificio con sus patrones de consumo de energía, junto con los datos de antes y después que registran los efectos de diversas intervenciones de bajo consumo. De esta manera, las empresas y las familias podrían comparar sus instalaciones con edificios similares y ver qué tipo de intervención ofrece una mejor rentabilidad para su inversión.

Fuente: http://www.computing.co.uk/ctg/news/2329668/crowdsourcing-is-the-answer-to-cutting-energy-bills-says-ex-google-startup-energydeck