Coche volador

Se despega un coche que vuela.

Un equipo de British Adventurers viajará de Londres a Timbuktu (a través del desierto del Sahara) en la primera carrera mundial de coches voladores de biocombustible aptos para circular por carretera que tendrá lugar el 14 de enero.
Se espera que la expedición tarde seis semanas en realizar el recorrido de 6.000km que atraviesa Europa, África y el desierto del Sahara hasta Timbuktu, al norte de Mali. El equipo partirá del hotel Sheraton Park Tower de Londres, cruzando la capital hasta aeródromo de Dunsfold, en Surrey, desde donde el Skycar de Parajet volará sobre el Canal de la Mancha, para continuar atravesando la Europa continental, cruzar el Estrecho de Gibraltar, y atravesar Marruecos y el Sahara hasta llegar a Timbuktu.

El biplaza Parajet Skycar es una especie de buggy con un gran ventilador en la parte posterior que le proporciona la impulsión. En modo de vuelo, se sostiene en el aire con un paracaídas parecido a los convencionales de parapente. Este paracaídas autoestabilizador permite que el coche vuele a una velocidad de hasta 161km/h, y lo puede plegar en el maletero del coche una persona.

En carretera (o en el desierto) el Skycar cuenta con suspensión independiente y tracción trasera; acelera de cero a 100km/h en 4,5 segundos, con una velocidad máxima de 180km/h y un recorrido se casi 402km.

En ‘modo de vuelo’, tiene una velocidad máxima de 109km/h y un recorrido de 299km. Su altitud de crucero es de 2.000 a 3.000 pies (610-914m), aunque puede alcanzar hasta unos 4570m de altura.

Tras solo tres minutos de preparación del paracaídas, el Skycar puede despegar desde un campo o pista de aterrizaje en tan solo 200m.

El piloto jefe es Giles Cardozo, que inventó y pilotó uno de los dos paramotor que sobrevolaron el Everest, batiendo el récord mundial de altitud en más de 3.000ms. Cardozo es el fundador y director ejecutivo de Parajet. El líder de la expedición, Neil Laughton, y su segundo de abordo, Tim Maw, fueron los primeros en circunnavegar Gran Bretaña en moto acuática.

Una tripulación experimentada, con camiones, vehículos todoterreno y motocicletas, acompañará al Skycar de Parajet en su viaje inaugural.

Con la ayuda de patrocinadores, aficionados y el mecenas de la expedición, Sir Ranulph Fiennes BT, OBE, el equipo pretende recaudar más de 111.000€ que emplearán en varias obras de caridad, entre las que se incluye un orfanato en África.

Fuente: The Telegraph