Descubren cómo borrar los recuerdos desagradables con un interruptor genético

Investigadores de la Universidad Católica de Lovaina y del Instituto Leibniz de Neurobiología han logrado borrar los recuerdos desagradables de la memoria en ratones utilizando una especie de interruptor genético. Los resultados de su investigación se han publicado en la revista Biological Psychiatry.

borrar malos recuerdos

Seguro que todos hemos querido borrar de nuestra memoria algún recuerdo incómodo o doloroso en algún momento de nuestra vida, al estilo de la película de Michael Gondry: “Olvídate de mí”. Sin embargo, nunca hemos podido controlar el borrado de recuerdos específicos. Hasta ahora, solo causas ajenas a nosotros, como la demencia, un accidente o un suceso traumático, podían hacernos perder los recuerdos formados antes de la lesión o la aparición de la enfermedad.

Ahora, la investigación de unos científicos de instituciones alemanas en este campo parece muy prometedora.

Los investigadores, de la Universidad Católica de Lovaina y el Instituto Leibniz de Neurobiología, han demostrado que también es posible borrar algunas memorias desactivando un gen concreto.

El equipo entrenó a un grupo de ratones que habían sido genéticamente modificados en un solo gen: el NPTN. Este gen, investigado por muy pocos grupos en todo el mundo, es muy importante para la plasticidad cerebral. De hecho, los cambios en la regulación del gen NPTN en seres humanos se han relacionado, recientemente, con una disminución en la capacidad intelectual y con la esquizofrenia.

Durante el estudio, los ratones fueron entrenados para moverse de un lado al otro de una caja, al encenderse una lámpara, para evitar, así un estímulo en los pies. Este proceso de aprendizaje se denomina “aprendizaje asociativo” y su ejemplo más famoso es el del perro de Pavlov que, condicionado a asociar el sonido de una campana con la obtención de alimentos, el perro comienza a salivar cada vez que escucha una campana.

borrar malos recuerdos
Según los investigadores, desactivar un solo gen es suficiente para borrar estos recuerdos asociativos.

Tras haber condicionado a los ratones, los científicos desconectaron el gen NPTN en algunos de ellos y comprobaron que ya no eran capaces de realizar la tarea correctamente. En otras palabras, los ratones con el gen NPTN desactivado mostraron déficits de aprendizaje y memoria relacionados específicamente con el aprendizaje asociativo. En cambio, los ratones de control con el gen NPTN activado, aún podían realizar la tarea perfectamente.

Según Detlef Balschun, profesor del Laboratorio de psicología biológica de la Universidad católica de Lovaina:

 

“Desactivar el gen NPTN influye en el comportamiento de los ratones porque interfiere en la comunicación entre sus células cerebrales”.

 

Al medir las señales eléctricas en el cerebro, el equipo de la Universidad de Lovaina descubrió déficits claros en el mecanismo celular utilizado para almacenar los recuerdos. Estos cambios son visibles incluso a nivel de células cerebrales individuales, como el investigador postdoctoral Victor Sabanov fue capaz de demostrar.

Borrar los recuerdos desagradables podría ser de gran utilidad en personas que hayan pasado por sucesos traumáticos, especialmente soldados, o niños o mujeres que hayan sufrido malos tratos.

No obstante, la investigación todavía está en sus comienzos y habrá que realizar más estudios antes de poder aplicarlo en humanos con seguridad.

Necesitamos más investigaciones para comprobar si el NPTN también tiene un papel en otras formas de aprendizaje“, señaló Balschun.

Fuente: kuleuven.be

Seguir leyendo: