Avances en tecnología para submarinistas: branquias artificiales

 Una revolucionaria máscara de submarinismo crea oxígeno respirable bajo el agua por sí sola

El diseñador Jeabyun Yeon ha creado algo fabuloso que, básicamente, convierte a los humanos en peces.

Triton utiliza una nueva tecnología de modelo de branquias artificiales. Extrae oxígeno bajo el agua a través de un filtro en forma de finos hilos con unos agujeros más pequeños que las moléculas de agua.

Se trata de una tecnología desarrollada por un científico coreano que nos permite respirar libremente bajo el agua durante mucho tiempo. Utilizando un microcompresor muy pequeño pero potente, comprime el oxígeno y almacena, en el tanque de almacenamiento, el oxígeno extraído. El microcompresor funciona con una microbatería. Y la microbatería es una tecnología de última generación que tiene un tamaño 30 veces inferior al de las baterías actuales y es capaz de recargarse 1.000 veces más rápido.

Con el Triton Oxygen Respirator (respirador de oxígeno Triton), podría ser posible respirar bajo la superficie del agua como si fuéramos un pez. Dado que no requiere un depósito voluminoso para mantener los pulmones respirando correctamente, este invento de equipo de buceo tiene un diseño mucho más ergonómico y orgánico.

El regulador incluye una boquilla de plástico que simplemente requiere morderla. Hay dos brazos que se ramifican ambos lados de la máscara de buceo, desarrollados para funcionar como las eficientes branquias de una criatura marina. La textura escamosa esconde pequeños agujeros en el material por los que la máscara Triton de Jeabyun Yeon succiona el agua. Las cámaras que hay en su interior separan el oxígeno y liberan el líquido, para que el usuario pueda respirar cómodamente en el océano.