Mariano Rajoy

He de confesar que me cuesta trabajo entender a los medios de comunicación en España. Si Mariano Rajoy hubiera ido a la Moncloa lanzando improperios al Presidente Zapatero el líder de la oposición quizás hubiera obtenido la primera portada de todos los medios. Como, por el contrario, Rajoy lanzó elogios a Zapatero y ofreció un apoyo, respaldo, colaboración en un tema “de estado” el eco, a mi entender, ha sido insuficiente y poco entusiasta.

Rajoy, un nuevo estilo

Esto sucede tras años en los que el “estilo Aznar” se ha caracterizado por una agresividad sistemática contra la oposición. Desde esta perspectiva “el estilo Rajoy” de esta semana representa un soplo de aire fresco que pocos han querido resaltar, aclamar y vociferar. Parece que la confrontación, la descalificación sistemática, la censura demagógica es lo que conviene e interesa a tertulianos, periodistas meritorios y periódicos de tirada contratada en aeropuertos, cadenas hoteleras, grandes empresas y organismos oficiales.

Mariano Rajoy ¿otra etapa?

Modestamente me inclinaría a pensar que el Mariano Rajoy que visitó la Moncloa es “otro estilo” muy diferente del que ha venido predominando en el PP en los últimos ocho años. Su relevancia no habría que minimizarla. De continuar, podría cerrar una etapa en la que las relaciones gobierno- oposición han estado guiadas por criterios propios de un infantilismo democrático.

Zapatero se caracteriza por su conocido, y reseñado hasta la saciedad, talante moderado en sus formas políticas y en su trato con la oposición. Si Rajoy inaugura un nuevo estilo, estaríamos superando una etapa que arrancó desde el nacimiento de nuestra democracia. No es difícil recordar la forma con la que el dúo González- Guerra descalificaba y ridiculizaba sistemáticamente al PP. Heredero de esta tradición, Aznar hizo lo propio en su etapa de gobierno.

Rajoy y Zapatero tienen que llevar a un plano superior muchos “temas de estado” que necesita este país. Ambos quizás deben apartar de sus filas políticos y periodistas profesionales de la oratoria informativa de tres al cuarto, manipuladores y demagogos sin memoria y llenar sus filas de gente, sencillamente, inteligente. Los ciudadanos españoles han dado más muestras de inteligencia que la atribuible a los tertulianos, políticos y periodistas.

Esta semana, Rajoy, ha ganado mucho terreno. Ha sido, para muchos españoles responsables, el futuro Presidente de este país.


24 Respuestas

  1. Anónimo 11 años ago
  2. Anónimo 11 años ago
  3. Anónimo 11 años ago
  4. Anónimo 11 años ago
  5. Anónimo 11 años ago
  6. Anónimo 11 años ago
  7. luz 11 años ago
  8. Anónimo 11 años ago
  9. Gemma 11 años ago
  10. Anónimo 11 años ago
  11. Anónimo 11 años ago
  12. Anónimo 11 años ago
  13. Anónimo 11 años ago
  14. Anónimo 11 años ago
  15. Anónimo 11 años ago
  16. Anónimo 11 años ago
  17. vctor01 11 años ago
  18. Anónimo 11 años ago
  19. ivan_ 11 años ago
  20. ivan_ 11 años ago
  21. Anónimo 11 años ago
  22. Anónimo 11 años ago
  23. Anónimo 11 años ago
  24. santiago 10 años ago

Añadir Comentario