Los españoles contra la telebasura

Según “un pulsómetro” de la Cadena SER el 91% de los españoles considera acertadas las medidas del Gobierno contra la telebasura. Lo más sorprendente de la encuesta es que el 60% asegura no ver a menudo contenidos considerados como telebasura.

Probablemente una de las medidas más acertadas del Gobierno Zapatero está encaminada a abordar las reformas televisivas para proteger a los menores de la telebasura y de las imágenes violentas. La gran profusión en todas las cadenas de televisión de programas groseros y violentos que se emiten en horario infantil (de 10 de la mañana a 8 de la tarde) llega a límites realmente increíbles. Esto, sin entrar en los contenidos burdos, agresiones, comentarios o en el deterioro de una base mínima de calidad televisiva.

Los datos de la encuesta de la Cadena SER

La encuesta también pone de relieve que sólo el 27% espera que las empresas audiovisuales cumplirán con el compromiso de evitar la emisión de estos contenidos. Más del 50% de los entrevistados creen que los contenidos calificados como telebasura deben ser erradicados de toda la programación, y no sólo de los horarios de máxima protección.

Pero el dato más curioso es que el 60% de los españoles dice que no ven telebasura a menudo, conducta que sí admite el 38% de los entrevistados. Sin embargo, -según recuerda la propia Cadena SER- las audiencias que semanalmente se publican por los institutos de sondeo, revelan datos no acordes con esta opinión.

Más allá de la telebasura, la televisión de calidad



Una primera conclusión que podría sacarse de esta encuesta es que los españoles ven telebasura, pero se avergüenzan de verla, incluso, preferirían eliminarla, especialmente si se evoca un tema como el de los hijos y lo que estos perciben de forma continua por la pantalla del televisor a todas horas.

El gobierno acierta con las medidas ¿pero acierta con la política televisiva de las cadenas públicas? Un estilo de televisión pública atractiva y de calidad es esencial. La mejor forma de combatir la telebasura es con una programación de calidad que atraiga al espectador.

Las cadenas optan por la telebasura por su bajo coste en términos relativos y su “éxito morboso” que produce una aceptación y rechazo al mismo tiempo en la sociedad en la que vivimos en la que la doble moral está a la vuelta de la esquina en la mayoría de las cosas (trabajo, política, religión…).

Es evidente que mientras que los buenos e inteligentes profesionales se dediquen a la telebasura y la televisión pública no sepa “contraprogramar” con calidad y capacidad de atracción la batalla no estará ganada. La televisión pública debe encontrar nuevos caminos, viejas glorias aparte.

La preocupación de los padres



Muchos padres, que por su cansancio laboral, inercia general o limitaciones (económicas o físicas) para buscar otras actividades para sus hijos, no tienen más remedio que asumir la programación televisiva y, a pesar de sus reservas, “aparcar a sus hijos” delante de la misma mientras realizan ellas tareas domésticas o se ausentan para trabajar. Sin duda ellas (las madres) serán las que más apoyen unas medidas que impongan una calidad de programación en unas horas que muchas familias no tienen más remedio que utilizar el televisor como “canguro barato” para sus hijos

La televisión educativa y de calidad además de ser una opción atractiva, también es acertada ya que refleja los deseos y necesidades de un público que cada vez tiene menos tiempo disponible para dedicar al cuidado de sus hijos y le encantaría tener esta opción para sus hijos durante unas horas en las que no pueden los padres estar en casa

15 Respuestas

  1. Anónimo 15 años ago
  2. Anónimo 14 años ago
  3. Anónimo 14 años ago
  4. Anónimo 14 años ago
  5. Anónimo 14 años ago
  6. Anónimo 14 años ago
  7. Anónimo 14 años ago
  8. Anónimo 14 años ago
  9. Anónimo 14 años ago
  10. Euroresidentes 14 años ago
  11. Anónimo 14 años ago
  12. marina 14 años ago
  13. Euroresidentes 13 años ago
  14. Anónimo 13 años ago
  15. Anónimo 12 años ago

Añadir Comentario