Deseos para 2005

Buenos deseos de Año Nuevo (personales)



Deseos utópicos para 2005

No es ningún secreto que un periódico que hable de algo trágico vende más ejemplares que otro que anuncie un avance científico o tecnológico importante. Parecería que hemos convertido a nuestra sociedad para que sea proclive a la hora de absorber noticias negativas. Esta circunstancia nos convierte en presos de nuestra propia contradición. El terrorismo sin eco, sin espanto, si proyección mediática quizás ni existiría.

Un conocido escritor muy popular en Estados Unidos, R. Sharma, recomienda a sus seguidores en su último libro “Hacer ayuno de noticias (negativas)”. Concretamente afirma: “antes de empezar a leer el periódico de la mañana, márcate un proposito. Utilízalo como una herramienta de información para servirte de ella y hacerte más sabio en lugar de como excusa para ayudarte a matar el tiempo… toma la determinación de no leer ni una sola historia negativa en el periódico, ni de ver ni un solo telediario plagado de noticias negativas en toda la semana”.

No llegamos a tanto, ni recomendamos ninguna técnica de avestruz. Pero quizás deberíamos estar tan bien informados de las torturas de presos en Irak como de los últimos y más recientes avances tecnológicos en la medicina, la ciencia, etc. O de las gestas heroícas de miles de personas anónimas en favor de seres humanos desfavorecidos.

Sr. Zapatero, el primero de nuestro deseos es que en 2005 usted se encargue de generar multitud de noticias positivas. Haga este país interesante, diseñe proyectos, propicie la sociedad de conocimiento, apoye a las personas de bien, favorezca comportamientos ejemplarizantes, luche contra aquellas fuentes de noticias negativas (corrupción, falta de trannsparencia, mezquindad política…).

En resumen: ilusione a los ciudadanos de este país.

Añadir Comentario