Agresión a José Bono

Mal deben ir algunas cosas cuando un ministro como José Bono es agredido en una manifestación convocada por una asociación de victimas contra el terrorismo. De un plumazo aquellos que deberían estar radicalmente en contra de la violencia, legitiman esta con una actuación incomprensible y pueril.

La agresión a Bono, aparte de cobarde, es estúpida, pero además inconsecuente, incomprensible, inoportuna y hasta ridícula. Por esta razón es dificil pensar que alguien con fundamento en el PP haya podido inducirla. Asumiría el mayor coste.

Deberían analizarse los temas de fondo. La instrumentación por parte de los partidos de temas como el terrorismo no concuerda con el talante Rajoy – Zapatero que aplaudimos hace escasas fechas. O estamos en una hipocresía más de la política actual o algunos se empeñan en hacerlo difícil.

4 Respuestas

  1. pepeblai 13 años ago
  2. Anónimo 13 años ago
  3. juan luis 12 años ago
  4. Anónimo 10 años ago

Añadir Comentario