Aznar o la capacidad para fabricar una verdad.

Resulta escalofriante que un ex presidente del Gobierno pueda fabricar una verdad que es a todas luces insostenible desde un punto de vista lógico.

Lo importante es preguntarse: ¿Qué condiciones permiten tal osadía?

Algunas las hemos citado ya, pero dada la importancia del tema quizás convenga insistir:

  • Un disciplinado partido que pese a sus disidencias internas cierra filas en los mensajes y establece rutinas unánimes y sin fisuras de difusión pública.
  • Una capacidad mediática muy considerable que reproduce, adorna, sustenta, vocifera, clama, defiende, respalda, apoya y patrocina… mensajes absolutamente insostenibles.
  • Un poder económico y empresarial que permite sustentar ese poder mediático (por cierto, no tenemos claro el significado de la compra de un importante paquete de acciones del BBVA por parte de la constructora Sacyr-Vallehermoso).

Ayer, la comparecencia de Aznar ante la Comisión fue un buen ejemplo de como el PP, estando en la oposición, es capaz de transmitir sus mensajes con tanta fuerza y eficacia como cuando estaba en el Gobierno. Una lectura a una gran parte de la prensa de hoy lo confirma. Ayer parecía que los acusados eran la SER, Zapatero e incluso las propias victimas del 11-M… Los mártires eran Aznar y el PP predestinados a ganar las elecciones sino hubiera sido por “ese enojoso accidente, producto de la más vil conspiración diabólica islámica terrorista. Y lo sorprendente del caso es que el Sr. Aznar se presenta como si nada de esto tuviera que ver con la decisión suya de apoyar una guerra cruenta, sobre la base de la mentira de las armas de destrucción masiva, y con su decisión de mandar soldados españoles a Irak. Soldados que de haber seguido allí hubieran sido complices de la “pacificación de Faluya”. El Gobierno de Zapatero debería tomar nota. Anteponer mucho talante quizás no sea suficiente, son profesionales. Fabrican una verdad y lo peor es que acaban creyéndosela. Alguien ha dicho “más talento y menos talante”, Mr. Zapatero, despierte, no está usted en el bosque encantado de Blancanieves, está usted en la jungla.Enlaces:

2 Respuestas

  1. Anónimo 13 años ago
  2. Anónimo 13 años ago

Añadir Comentario