Bush y Ana Botella

El país más poderoso del mundo corona hoy a George Bush II con la presencia de Ana Botella. Un gesto que honraría a la concejala del Ayuntamiento de Madrid es excusar su asistencia y expresar que continuará en esa línea mientras que la administración Bush no haya normalizado sus relaciones con España.

No le faltarían motivos a la Sra. Botella. Hagamos un repaso breve a la situación.

  1. España ha demostrado ser unos de los aliados más estables y fieles de Estados Unidos en la historia reciente (entrada en la OTAN, apoyo a la primera guerra contra Irak…).
  2. Estados Unidos engañó al pueblo español -y al resto del mundo- asegurando que Irak poseía armas de destrucción masiva, factor decisivo para justificar la guerra contra Irak.
  3. España fue victima de uno de los atentados más brutales del terrorismo islámico como consecuencia de nuestra implicación directa en la guerra. Hoy, es el único país europeo con un alto coste a sus espaldas.
  4. España sigue expuesta al terrorismo por el respaldo de militar de España en Afganistan.

Que Estados Unidos no haya normalizado sus relaciones con el Gobierno Zapatero, elegido democráticamente por el pueblo español, es grave. Pero más grave es que quienes han ocupado las mayores responsabilidades de gobierno en España sean cómplices de la situación.

Bush y su hija haciendo el símbolo de la Universidad de Texas