BODAS DE ORO

LA COSECHA  de 50 AÑOS DE MATRIMONIO:
Hace 50 años aceptamos que éramos distintos. Siempre lo hemos tenido presente.

Por ser diferentes nos comprometimos a hacer juntos la ruta  de la vida  porque éramos conscientes de que los dos nos necesitábamos.

Quisimos cambiar el mundo y conseguimos que el mundo no nos cambiara a nosotros.

Hemos compartido ilusiones, alegrías y desencantos;  hoy seguimos compartiendo la esperanza  de ser útiles a cuantos nos rodean.

Llamar al pan pan y al vino vino puede ser una insolencia pero entre nosotros no lo es porque nos reconocemos con criterios  distintos.
       
Somos una pareja que por dialogar discute de continuo pero coincidimos contra la Injusticia, la falta de libertad, la opresión, la corrupción y la tentación de la codicia.

Soportarse no es difícil si el otro te gusta como es.

Sentirse juntos es sentirse a salvo de los miedos que acechan día a día.

 Saber que tienes al otro  no es sólo sensación de seguridad, es la felicidad de disfrutar la soledad en
compañía.

El tiempo deshizo el oropel del instinto.  Ahora es más amorosa la ternura de las manos unidas  esperando  el sueño,  que aquellas vigilias con el corazón perdido en la pasión.

Sufrimos cuando sufren los hijos pero procuramos que no nos arrebaten la paz. Reconocer que su vida  es sólo suya ha sido la clave de nuestra grata convivencia familiar.

 Al final, y después de 50 años, nos sentimos felices de que el tiempo, como a los fósiles, nos haya soldado en uno olvidándose de que siempre fuimos diferentes.
Pepe y Sol
  *Cosecha de 1962 + 4 años de noviazgo a la vieja usanza  
     Envejecido en las cavas de la vida.
                                                            

3 Respuestas

  1. Becky 5 años ago
  2. patricia 5 años ago
  3. JOEL LUJÁN SÁNCHEZ 3 años ago

Añadir Comentario