Alergia a las Redes Sociales

Parece increíble que a estas alturas meterse como elemento activo en las Redes Sociales (Facebook Twiter etc, etc,) no se considere necesario: “eso no sirve para nada, sólo se escriben frivolidades y bobadas” y, el argumento más socorrido, “necesitan un tiempo del que no dispongo”.

Me recuerdan que hace muy poco se ponía en duda la necesidad del móvil, el correo electrónico o la utilidad de Internet como elemento de consulta o como mero entretenimiento. Hoy están tan adheridas a nuestra vida que es difícil imaginarse sin ellos.
Los paises latinos, en contraste con los sajones, tendemos demasiado al conservadurismo y nos resistimos a todo cuanto huela a cambio. Las estadísticas y la propia historia justifican esta afirmación que no se compadece con nuestro cacareado y ya mítico espiritu fenicio y comercial.
Estar en las redes sociales no es un capricho ni una moda; es aprovechar las nuevas tecnologías para conocer la sociedad en que nos movemos y participar con criterio propio en el desarrollo del mundo en el que, queramos o no, nos ha tocado vivir.
Ayer asistí a la clausura de una jornada dedicada a jóvenes empresarios a los que, entre otras materias, se les impulsaba a utilizar las redes sociales como instrumento fundamental para hacer marca o vender globalmente a traves de las tiendas “on line”. Me asombró ver que a jóvenes que conviven y usan a diario esas tecnologías tratasen de convencerlos de que aparte de innovar debían aprender a utilizar las redes sociales como herramienta de venta y difusión de sus productos, con el positivo riesgo de recibir las criticas y censura de sus consumidores tambien “on line.

¿Tiene precio conocer al momento lo que opina el destinatario de tu trabajo?

Puede parecer una anecdota pero pone ante los ojos la gran ventaja de la red. Yo puedo exponer mis ideas , opinar sobre lo que piensan otros e incluso criticar lo que no me convence; pero también debo esperar, como contrapartida, recibir criticas, opiniones contrarias y pareceres distintos, lo cual enriquecerá indudablemente mis propios conocimientos.
Es más, las Redes sociales son un caudal inagotable de temas interesantes que otros buscaron y que, a través de los enlaces en la misma red, se te ofrecen en bandeja para tu propio provecho.
El mundo ha ido progresando gracias a intercambios de ideas y saberes. Nadie posee la exclusiva de la verdad y asumir esto nos ayuda a aventurar que la solución a la crisis que nos devora pase por un contraste y acuerdo de ideas que acaben con las intransigencias y ambiciones que sólo aspiran al poder de unos sobre los otros.
Es cierto que en las redes sociales existen frivolidades y memeces pero, tambien lo es que las opiniones de Facebook y de Twiter son capaces de cambiar posturas políticas e incluso abortar embriones de leyes rechazadas por los ciudadanos. Lo saben los medios y raro es el dia que no aluden a su influencia.
No trato de convencer a quienes padecen la alergia a las redes sociales, sólo hacerles pensar que,
aun a su pesar y antes de lo que imaginan, necesitaran estar en ellas.

One Response

  1. apm 7 años ago

Añadir Comentario