Ibuprofeno y montaña

Ibuprofeno y montaña
Si vas a la montaña, toma ibuprofeno

El ibuprofeno reduce la incidencia del mal
de altura. Este fármaco antiinflamatorio no esteroideo también parece reducir
la gravedad de la enfermedad.
Algunos turistas y montañeros, o en el caso
de operaciones militares y misiones de búsqueda y rescate, los participantes no
tienen tiempo para prepararse para el ascenso.
Un ascenso lento, permite que el cuerpo se
aclimate, reduciendo así las posibilidades de que se produzca el mal de altura.
Aunque existen fármacos que están
disponibles, como la acetazolamida y la dexametasona, tienen riesgos
importantes, y han de ser tomados mucho antes de que se inicie la subida.
En contraste, el ibuprofeno se tolera bien,
y está ampliamente disponible, y se puede tomar el mismo día de la subida.
Para poner a prueba la efectividad del
ibuprofeno, los autores de un estudio, publicado en la revista Annals of Emergency Medicine, administraron aleatoriamente 600 miligramos de ibuprofeno o un placebo de
apariencia idéntica, tres veces al día, a un grupo de 86 voluntarios adultos
sanos.
El estudio se inició a una altitud de 1.240
metros donde recibieron la primera dosis, después pasaron a un área a 3.545
metros, en la que recibieron la segunda dosis de la medicación. Luego subieron hasta
los 3.810 metros, donde se les administró la tercera dosis. Allí pasaron la
noche y recibieron una dosis final a la mañana siguiente.
Encontraron que 19 voluntarios en el grupo
del ibuprofeno (43%) desarrollaron mal de altura agudo, en comparación con 29
en el grupo placebo (69%). Además la gravedad de la enfermedad de altura fue
mayor en el grupo placebo que en los que tomaron ibuprofeno.
Lipman GS, Kanaan NC, Holck PS, Constance BB y Gertsch JH. Annals of Emergency Medicine (2012). Online

Añadir Comentario

Subscribe!