Detección del autismo

Detección del autismo



Ciertos defectos en el cerebro pueden permitir detectar el autismo antes de que se manifiesten los primeros síntomas.

Un desarrollo anormal de ciertas conexiones cerebrales puede preceder a la manifestación de los síntomas autistas en el primer año de vida. 

Los niños con alto riesgo que desarrollan autismo muestran ciertas
anormalidades en la materia blanca del cerebro, y alteraciones de las conexiones
neurales, incluso antes de que aparezcan los síntomas.
Aunque son muchos los estudios que demuestran que las alteraciones de varias áreas de la materia blanca del cerebro están relacionadas con el autismo, no se ha estudiado el grado y el desarrollo de estas anomalías en niños menores de dos años.

 

En un estudio, publicado en la revista
American Journal Psychiatry, se reclutaron a 92 niños que se consideran en situación de riesgo para el autismo, ya que tenía un hermano con el trastorno, y se les realizó una resonancia magnética a los 6 meses de edad. Las imágenes por resonancia magnética fueron repetidas a los 12 y a los 24 meses, junto con una serie de pruebas cognitivas .
A los 2 años, los niños fueron evaluados, y en ese momento 28 niños cumplieron los criterios para el trastorno del espectro autista.

A los 6 meses
de edad, los niños que mostraron síntomas típicos de autismo tuvieron unos
resultados de resonancia magnética que reflejaban alteraciones en varias áreas de la materia blanca del
cerebro. Este hallazgo sugiere que el autismo afecta a todo el cerebro, no a regiones aisladas.

La identificación de los bebés con un mayor
riesgo de trastornos del espectro autista antes de que el síndrome se
manifieste ofrece la posibilidad de implementar las intervenciones que podrían
reducir, o incluso evitar, la manifestación del síndrome completo.

Wolff JJ, Gu H, Gerig G, Elison JT, Styner M, Gouttard S, et al. (2012). American Journal of Psychiatry. Online.

Añadir Comentario

Subscribe!