Cómo alicatar paredes paso a paso: Parte 1

Antes de comenzar a alicatar se debe preparar y organizar la tarea en fases sucesivas, para facilitar así el trabajo y obtener un resultado idóneo. Con un buen plan de trabajo, es mucho más fácil tener éxito y un resultado profesional.

Preparación de los adhesivos para azulejos

La mayoría de los adhesivos específicos para los azulejos cerámicos se venden ya preparados, aunque algunos deben mezclarse con agua. En cualquier caso, en las instrucciones del adhesivo se indica perfectamente cuál debe ser el procedimiento a seguir. Los adhesivos de tipo estándar son aptos para la mayoría de las aplicaciones que se necesitan en el ámbito doméstico. En el caso de que los azulejos se dispongan sobre un panel o sobre zonas próximas a una chimenea o una encimera, es conveniente que utilice un adhesivo flexible y que sea termorresistente.

Pasos a seguir para colocar los azulejos

  1. Extender el suficiente adhesivo en la pared como para cubrir aproximadamente un metro cuadrado de la misma.

  2. Después, apretar la superficie que ya ha sido aplicada con un extendedor para que se vayan formando las correspondientes estrías.
  3. A continuación, poner el primer azulejo por los listones de la demarcación y presionar el azulejo hasta que esté firmemente adherido.
  4. Más tarde vaya adosando azulejos a ambos lados de ese primer azulejo.
  5. Posteriormente, vaya extendiendo más adhesivo sobre la pared y colocando más azulejos a lo largo del listón, hasta llegar a terminar las primeras filas.
  6. De vez en cuando, es conveniente verificar que la colocación es exacta y el proceso está bien completado.
  7. Cuando haya terminado toda la superficie, rascar el adhesivo del borde y dejar secar antes de proceder a eliminar los listones de la demarcación.
Enlechado
Para el enlechado, utilizar una pasta preparada denominada lechada, que sirve para rellenar los huecos existentes entre los azulejos. La lechada suele ser blanca, gris o marrón, pero también las hay coloreadas para que coincidan o contrasten con el color de los azulejos. La llamada lechada impermeable es fundamental para los alrededores de duchas y baños. Una vez aplicada, dejar secar durante al menos 24 horas; cuando haya eliminado el resto de la lechada que sobresale del azulejo con un escurridor de cristales o con una rasqueta de plástico.

Para finalizar, limpiar la lechada de la superficie con una esponja antes de que ésta seque, así como alisar las juntas con un palillo. Cuando se haya secado la lechada, pulir los azulejos con un paño seco.

Sellado de los alrededores

No es recomendable que utilice la lechada o masilla ordinaria para sellar el hueco existente entre una pared alicatada y el plato de la ducha, bañera o lavabo. En estos casos utilizar un compuesto especial silicónico para rellenar los huecos. Los sellantes se pueden adquirir en diversos colores, principalmente a juego con los colores que se han utilizado en los azulejos. Este tipo de sellantes ya vienen preparados en tubos o cartuchos que sirven para tapar huecos de hasta 3 mm de anchos. La utilización del tubo con el compuesto sellante es la siguiente:

  1. Recortar la punta de la boquilla de plástico y presionar sobre la junta formando un ángulo de 45º. 
  2. Después, avanzar a un ritmo uniforme mientras aprieta el tubo, para que de esta forma salga un fino o grueso hilo sellante. 
  3. Ir alisando las respectivas ondulaciones que se formen con una cuchara húmeda. 
  4. En el caso de usar un cartucho, primero cortar el extremo de la boquilla del ángulo y usar el aplicador.

    De esta manera, saldrá el compuesto e inyectará el hilo sellante allí donde se desee.

Cómo cortar azulejos de cerámica

Una vez, que se haya completado el grueso del alicatado con la piezas enteras, cortar los azulejos para rellenar los extremos de la pared y para adaptarlos a los obstáculos, como sucede en los marcos de las ventanas, accesorios eléctricos tuberías y lavabos.
  • Cortar tiras finas
Hay que utilizar una técnica adecuada para cortar con precisión una tira estrecha en el borde de un azulejo; primero se marca la medida con lápiz, luego se usa una pinza para morder por la marca y, por último, se alisa con una lija para azulejos.
  • Alicatado en torno a una ventana
Lo primero es ir colocando los azulejos hasta el mismo borde de la ventana, o al menos hasta donde se pueda. Después, la pieza que falta debe ser de menor tamaño a del azulejo originario, colocar una vez que ésta haya sido cortada a medida.
  • Cortar en curva
Para ajustar un azulejo a una forma curva, cortar una plantilla de cartulina del tamaño exacto al azulejo. A continuación, vaya cortando flecos en uno de los bordes de la cartulina y vaya colocándolos sobre la curva en cuestión. Después, presionar sobre la curva para obtener y reproducir la forma exacta. Por último, trasladar la curva a la superficie del azulejo y trazar una línea a pulso; vaya quitando con unas tenazas la parte sobrante poco a poco y alise el borde con una piedra para asentar los filos del azulejo.
  • Ajuste alrededor de una tubería
Lo primero que tiene que hacer es marcar el centro de la tubería en los bordes superior e inferior de un azulejo a partir de esos puntos. Justo donde se crucen los puntos, dibujar un círculo del tamaño de una moneda o ligeramente mayor al diámetro de la tubería. Después proceder a realizar un corte de hasta el centro del círculo y eliminar la parte sobrante por medio de unas tenazas. Por último, pegar la mitad del azulejo a cada lado de la tubería.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.
“Porque todo está en tus manos”