Una Isla en la Cocina

¡Hola de nuevo! Ya estoy de vuelta, es increíble lo que pueden tardar en instalarte la linea en otro domicilio…pero ya está todo listo para volver a nuestra pequeña rutina.

Cómo en éste mes he tenido tiempo de investigar bastante… voy a hablaros de las islas de cocina, un pequeño paraíso para todo gourmet con una cocina de tamaño medio, aquí los que vivimos de alquiler perdemos, ya que las cocinas sueles estar equipadas y además suelen ser más bien pequeñas. Si no es tu caso, genial, eso significará dos cosas o que ya tienes una isla en la cocina, o que tras éste post…¡desearás tenerla!

A la hora de plantear colocar una isla debemos pensar en sus ventajas y desventajas, las desventajas suelen estar ligadas el tamaño de cada cocina, pero las ventajas son muchas:

  • Ganamos superficie de trabajo, podemos usarla cómo mesa de trabajo por un lado y superficie para comer en el otro, o bien podemos colocar en ella el fregadero o la vitrocerámica y generar un showcooking en nuestro propio hogar, siempre es agradable, poder cocinar rodeado de la gente con la que vamos a comer, y eso con una isla lo tenemos resuelto.

  • Sí tenemos una cocina pequeña, podemos diseñar un espacio intermedio entre isla y comedor, con una pequeña ventana que comunique con el salón, y en el caso de un loft, que la propia isla sea el comedor y aprovecharla como almacenamiento con cajones y armarios.
  • Para que su uso resulte cómodo debemos dejar unos 90cm de paso alrededor para poder utilizar el almacenaje con facilidad. Si el espacio es muy reducido me decantaría por una península que nos delimite el espacio de la cocina, ya que de esta forma nos ahorramos los 90cm de uno de los laterales. O colocar obre la encimera una barra volada que nos sirva de mesa de trabajo cuando no estemos comiendo en ella.
  • Hay que cuidar la iluminación, debe ser un espacio bien iluminado, si no tenemos cerca ninguna entrada de luz natural, lo mejor es colocar iluminación cenital para poder tener buena visibilidad ala hora de elaborar, cocinar y comer.
  • En cuanto a materiales tenemos una amplia carta para jugar, granitos, mármoles, cristal, madera, acero…dependerá más del estilo de la cocina y de nuestros gustos que del propio espacio, aunque a día de hoy me decanto por el techlam o el krion, por su alta resistencia y su versatilidad en color.

Yo voy a organizarlas por tamaños, cocinas S/M, L y XL, ya que los estilos y diseño podrían adaptarse a cualquier espacio pero no al revés.

Cocinas S/M

  • En éste caso lo mejor son islas no muy grandes y aún mejor si no son muy pesadas visualmente, y podemos ver a través de ellas, como las que tienen una encimare con cajones y van abiertas por la parte de abajo.
  • Si lo que necesitamos es espacios e almacenaje, lo mejor es utilizar colores claros, que la hagan más liviana, y colocar una barra volada en la parte donde van los taburetes, que podría ser plegable para ocupar menos espacio.
  • Sino, otra opción es recurrir a una camarera, que podamos mover y utilizarla cómo superficie de trabajo cuando la necesitemos.

Cocinas L


  • Aquí podemos empezar a jugar de forma más libre con el diseño, ya que disponemos de más espacio.

    Aún así no me excedería en dimensiones, ya que podemos saturar el espacio, por lo que continuaría con la idea de isla + barra.

  • Por el contrarío en éste tipo de cocinas, el color dependerá más de nuestras preferencias personales, incluso si es un espacio con mucha luz me atrevería con colores oscuros o metalizados de estilo industrial.
Cocinas XL

  • La cocina que cualquier amante de la gastronomía y de los fogones querría tener (me incluyo en éste pack), una cocina para disfrutarla al máximo con amplios espacios de trabajo, y con una isla que nos resuelva todas las necesidades, con barra o incluso con mesa, para contener en un mismo espacio todos los placeres de cocinar y comer.
  • Aquí lo más importante será el uso que queramos darle, si preferimos usarla sólo de mesa de preparación, de preparación y lavado o de cocción. Podemos dejar una parte más liviana, abierta y otra más opaca de almanaje, podemos diseñar una encimera continua, muy lineal en la que la actividad se desarrolle a lo largo, podemos diferenciar los usos cambiando de materiales, que la encimera revista el mueble por los laterales…infinidad de diseños, porque hay que reconocer que la libertad espacial para estos elementos es primordial.
¡Espero que tengáis una bueniiiisima semana!

Muaaaaaaka!