Precaución con las sillas altas para comer

Precaución con las sillas altas para comer
 
Más de 9.000 niños al año acuden a urgencias por accidentes relacionados con el uso de tronas para comer.
 
Un artículo, publicado en la revista Clinical Pediatrics, muestra que el número anual de lesiones relacionadas con el uso de sillas altas en niños aumentó un 22,4%. En el estudio se analizó una base de datos sobre lesiones en niños menores de 3 años tratadas en salas de urgencias de los Estados Unidos entre los años 2003 y 2010. El 93% de las lesiones atendidas fueron debidas a caídas desde una trona, y la mayoría de los niños eran menores de 2 años de edad. 
 
Más del 86% de las lesiones fueron en la cabeza, en el cuello y en la cara. Alrededor de un tercio de los accidentes tuvieron como resultado traumatismos cerrados de cabeza, que en casos graves, pueden ocasionar una discapacidad física o cognitiva. Otro tercio implicó a tejidos blandos, más del 18% sufrieron cortes y un 9% fractura de huesos. De los niños atendidos en urgencias, un 3% necesitó hospitalización.
 
La forma más efectiva de prevenir las caídas desde las sillas altas que los niños utilizan para comer es usar el sistema de retención que deben llevar estas sillas. Además es muy importante no perder de vista al niño en el tiempo en el que está haciendo uso de la silla.

Kurinsky RM, Rochette LM y Smith GA. Clinical Pediatrics (2014). Más información.

Temas relacionados con: Precaución con las sillas altas para comer.

 

    Añadir Comentario