Embarazada en Navidad

¿Preocupada por lo que es seguro comer en las fiestas de Navidad?¿Agobiada con las compras?

Aquí te dejamos algunos consejos para ayudarte a relajarte y disfrutar de la Navidad.

Embarazada en navidad

 

1. Disfruta de la comida de Navidad. 

Son muchos los platos de los que puedes disfrutar durante las fechas navideñas que son seguros y nutritivos. Siempre es necesario que los alimentos estén bien cocinados o que se congelen antes de cocinarlos, para evitar el riesgo de infección por salmonella y la toxoplasmosis.

Compra embutidos envasados y asegúrate que su fecha de caducidad es la adecuada.

En el caso de los quesos se debe tener un cuidado especial, e incluso evitar consumir quesos no pasteurizados como el queso azul o roquefort, que podrían albergar la bacteria listeria.

Al igual que en el caso de los patés que también pueden contener también listeria.

Con respecto a los dulces, se debe evitar el helado, mousses y merengues hechos en casa, ya que contienen huevos crudos o poco cocinados, que pueden contener la bacteria salmonella. 

 

2. ¡Evita el estrés!

Es fácil dejarse llevar por el torbellino de preparativos previos a Navidad y terminar estresada. Esto no es bueno ni para ti ni para el bebé, ya que hay estudios que demuestran que los bebés de mujeres que estuvieron estresadas durante el embarazo tienen un desarrollo más lento de sus habilidades motoras y mentales durante el primer año de vida en comparación con los nacidos de madres más relajadas. 

Intenta buscar algo de ayuda con las compras navideñas o incluso haz las compras por internet desde casa.

 

3. Cuidado tus pies.

Ir de fiesta o de compras de Navidad puede causar inflamación de los tobillos. El peso del útero ejerce presión sobre las venas de la pelvis, haciendo que se ralentice la circulación, y que la sangre se acumule.

A todo esto hay que añadir, que durante el embarazo, se suelen retener más líquidos, lo que aumenta la hinchazón.

Haz pequeños descansos que te permitan sentarte. El uso de medias de descanso también puede ser útil para mejorar la circulación sanguínea de las piernas y evitar la inflamación e incluso la aparición de varices. 

Al final del día, pon los pies en alto. Ésto permite un buen drenaje de la sangre de los tobillos y pies. También intenta beber muchos líquidos y evitar los alimentos salados para prevenir la retención de líquidos. 

 

4. ¡Cuidado con la espalda!

La acción de las hormonas del embarazo hace que los ligamentos se ablanden, por lo que es fácil que la espalda se pueda lesionar. Evita llevar objetos pesados, y si tiene que levantar algo, recuerda que debes mantener el peso cerca del pecho y dobla las rodillas, no la espalda para levantar cualquier objeto pesado.

 

5. Evita la acidez estomacal.

Las hormas del embarazo hacen que la válvula de la entrada del estómago se relaje, junto con el crecimiento del bebé y del útero sobre el estómago, hace que el ácido del estómago pase al esófago y provoque acidez.

Evita comidas copiosas antes de acostarte, y alimentos grasos, picantes, el chocolate y los cítricos.

 

6. ¡Precaución con el consumo de alcohol!

No se sabe a partir de qué cantidad de alcohol puede ser perjudicial para el bebé durante el embarazo. El exceso de alcohol puede perjudicar el desarrollo del bebé, provocando bajo peso al nacer y problemas de comportamiento.

Aunque algunos expertos desaconsejan el consumo de alcohol durante el embarazo, la mayoría coincide en que un par de copas en el transcurso de una semana no va a hacer ningún daño. Por tanto, ¡puedes darte el capricho de disfrutar de una copa de champán el día de Navidad!

Embarazada en Navidad
 
Así que ya sabes ¡Sólo porque estés embarazada, no significa que tengas que perderte toda la diversión de Navidad! Disfruta de estas entrañables fechas en un momento de tu vida tan especial.
 
 
Seguir leyendo: