Contaminación y embarazo

 
 La exposición en los dos primeros meses de embarazo a la contaminación del aire por el tráfico aumenta drásticamente el riesgo de defectos de nacimiento.
contaminacion-y-embarazo
 
Los autores del estudio, publicado en la revista The American Journal of Epidemiology, registraron los defectos de nacimiento y datos sobre polución, como las concentraciones de dióxido de carbono, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono y partículas, de varias localidades californianas. También se tuvieron en cuenta otros factores como el tabaquismo y la edad materna.
 
Encontraron que las madres que vivían en las áreas con los niveles más altos de monóxido de carbono o de óxido de nitrógeno tenían casi el doble de probabilidad de dar a luz a un bebé con defectos del tubo neural, en comparación con las gestantes de zonas con niveles de contaminación más bajos.
 
Los defectos del tubo neural son defectos congénitos graves del cerebro (anencefalia) y/o de la médula espinal (espina bífida). Estos defectos pueden causar la muerte de niño a los pocos días del nacimiento, o que el niño sufra de discapacidades graves y permanentes durante toda su vida.
 
Para reducir el riesgo de defectos del tubo neural se recomienda que, antes de quedarse embarazadas, las mujeres consuman 400 mg de ácido fólico diariamente.
 
Padula AM; Tager IB, Carmichael SL, Hammond SK, Lurmann F y Shaw GM. The American Journal of Epidemiology (2013). Online.

Añadir Comentario