Kobe Bryant: todo lo que debes saber sobre su retirada (prensa, ego, edad)

Análisis de la situación de Kobe Bryant después de haber anunciado su retirada del baloncesto al finalizar la temporada.



Kobe Bryant, jugador de baloncesto que está jugando actualmente su vigésima temporada en la NBA, en  Los Angeles Lakers (su equipo de siempre), acaba de anunciar su retirada al finalizar esta temporada.

En 20 temporadas jugadas ha sido elegido All-Star en 17 ocasiones, MVP de la liga regular en una ocasión, MVP de las finales en 2 ocasiones, ha ganado 5 campeonatos NBA (así como 5 anillos) y 2 medallas de oro olímpicas para Estados Unidos.

Estos datos, sumados a su ética de trabajo implacable, le han convertido en uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia.


Lo difícil de hacerse mayor

Todo el mundo se hace mayor, y con el tiempo el cuerpo empieza a dejar de responder de la manera que a uno le gustaría.

Las lesiones se vuelven más pesadas, las recuperaciones más lentas y el ritmo de vida que exige la mejor liga de baloncesto del mundo empieza a volverse cuesta arriba.

Esto les pasa a TODOS los jugadores ya que el envejecimiento es inminente. Pero no a todos les pasa igual.

Los equipos que no suelen optar al título suelen intentar mirar hacia el futuro con el objetivo de reinventarse y encontrar soluciones (ya sean a corto o largo plazo) en forma de elecciones para el draft, incremento de minutos para las jóvenes promesas… Es el caso de los 76ers o los Timberwolves, equipos que buscan invertir en juventud para que, a largo plazo estas jóvenes promesas sean las futuras estrellas de sus respectivos equipos, y ojalá, de la liga.

El gran problema de Kobe es que ser quien es (uno de los mejores de la historia) y jugar en el equipo que juega (Los Angeles Lakers) lo hace todo mucho más difícil.

Por un lado, ni la prensa ni los aficionados aceptan que un equipo como Los Angeles Lakers, que lo ha ganado todo, sea de los peores de la liga actualmente. Cuando eso ocurre, se buscan culpables y, en este caso, todas las miradas están en Kobe.

Los Angeles Lakers (crisis de identidad)

En la NBA el “tanking” cada vez se está haciendo más popular, pero a la vez es muy criticado por los equipos que no lo practican. Consiste en jugar mal la temporada regular con el fin de acabar entre los últimos puestos de la competición y así tener muy buenas elecciones de jugadores en el draft de jóvenes promesas, que se lleva a cabo al finalizar la temporada.

Los Angeles Lakers, debido a sus pobres resultados en los últimos años, han tenido 3 muy buenas elecciones de draft: Julius Randle, Jordan Clarkson y D’angelo Russel. Estas 3 jóvenes promesas parecen ser la base del nuevo proyecto de cara al futuro que quiere empezar a construir el equipo.

El problema de los Lakers apareció cuando la organización no supo diferenciar correctamente el papel que jugaba Kobe Bryant en este proyecto. Lo más normal sería que Kobe Bryant ejerciera de “mentor” (por así decirlo) de estos 3 jóvenes, pero lo cierto es que además de mentor, continúa haciendo de líder y, encima, en un equipo perdedor.

Cuando eres el líder de un equipo y se busca un culpable, probablemente el culpable seas tú.

El EGO de Kobe Bryant

Es necesario saber que Kobe Bryant se ha convertido en uno de los mejores por méritos propios. Su hambre y sed de convertirse en el mejor le convirtió en uno de los jugadores más fríos y trabajadores de la liga. Si hacía falta él se lo guisaba y él se lo comía, y, con el tiempo, el trabajo duro empezó a dar sus frutos: máximo anotador de la temporada 2005-2006 con 35 puntos por partido, segundo máximo anotador en la historia de un partido de baloncesto, con 81 puntos y muchas otras más cifras espectaculares.

Resulta difícil que, siendo quien ha sido, y habiendo trabajado todo lo que ha trabajado para ser lo que es, vaya a pasarle el balón a un joven Jordan Clarkson para que lance el último tiro del partido. 

Kobe Bryant es un líder innato al cual le está costando mucho desprenderse de su rol. Tampoco ayuda en absoluto que haya todo tipo de prensa atacando a su equipo continuamente.

Los Lakers son un equipo en reconstrucción y… bastante malo, en comparación con los demás equipos de la NBA. Esto no es culpa de Kobe Bryant. 

Lo que sí es culpa de Kobe Bryant quizás, es que ante la situación de estar en un equipo en reconstrucción y para el cual se necesita que los jóvenes asuman mayores responsabilidades, él siga lanzando una media de 18 tiros por partido (convirtiendo solamente 5 de ellos) y siga intentando jugar como si fuese el de siempre, cuando obviamente no lo es.

No tiene por qué ser así





No es el caso de Kevin Garnett, Tim Duncan, Pau Gasol… jugadores que vieron reducidas sus capacidades físicas pero que fueron capaces de asumir su nuevo rol compensando la falta de físico (que antes tenían y ahora no) con el conocimiento del baloncesto (que antes no tenían y ahora sí tienen).

Una persona que ha jugado 20 temporadas, sabe mucho más de baloncesto que un Rookie (novato) o cualquier otro jugador joven en la liga. 

Partiendo de este hecho, los buenos veteranos (como Nowitzki, Gasol o Duncan) tienen ventaja a la hora de elegir un pase, posicionarse en un lugar o elegir un tiro frente a otros que no tienen tanta experiencia.

Tim Duncan, que estuvo a punto de retirarse la pasada temporada, sigue siendo el de siempre pero ante su deterioro físico ha cedido parte de su anotación a LaMarcus Aldridge (el nuevo integrante del equipo) con el fin de contribuir al equipo en muchas otras facetas (asistencias, rebotes, defensa, colocación…) en las que sigue siendo tremendamente útil y eficaz.

Lo que quiero decir con esto es que, si Kobe hubiese sido más humilde y asumiese su rol de una manera más realista e inteligente, podría estar lanzando 8-10 tiros (buenos) en lugar de 18 (forzados) y compensar su falta de anotación con otros factores en los que puede seguir destacando, como son la visión de juego, el movimiento de balón, la colocación en defensa, la competitividad, el liderazgo predicando con el ejemplo, el trabajo duro….

De todos modos, esto no sería determinante en los resultados de Los Angeles Lakers a corto plazo ya que tienen un largo camino por recorrer para volver a la élite… de ahí que Kobe puede que se haya frustrado.

Este comienzo de temporada ha sido un auténtico calvario para él. Le salían las cosas mal, la gente le criticaba, la prensa lo mismo… y el final de su carrera se estaba convirtiendo en un sufrimiento más que en un disfrute.

Ahora, gracias a su anuncio de retirada parece que se ha quitado un poco de presión y la verdad es que las cosas ya están cambiando.

(Carta de Kobe Bryant a sus fans)

Ahora podrá despedirse de cada equipo en cada visita a cada pabellón de una forma emotiva y todos los equipos podrán rendirle homenaje y darle las gracias por todo lo que ha dado al baloncesto.

Todo esto acompañado de los infinitos elogios, bendiciones y señales de gratitud que está recibiendo a través de las redes sociales (a raíz de su anuncio de retirada), por la carrera tan espectacular que ha tenido y el gran jugador que ha sido. (¿Tenía que retirarse para que le tomaran en serio o qué?)

Hasta siempre Kobe!